El Camino de Santiago Portugués (guía completa)

Desde siempre el Camino de Santiago evoca en el imaginario colectivo una sensación de libertad, espiritualidad y búsqueda interior. Cualquier persona que lo recorra queda casi embrujada por él, sumergiéndose en una experiencia que se vuelve única y catártica incluso para los viajeros más empedernidos.
Las razones que llevan a embarcarse en una aventura como esta, digna de otros tiempos, son las más dispares. Si un tiempo era solo una peregrinación con fines puramente religiosos, hoy son cada vez más los que se marchan por motivos turísticos, culturales o incluso deportivos. Entonces, independientemente de sus intenciones, ideas y expectativas, prepárense para un abrumador torbellino de emociones.


ÍNDICE DEL ARTÍCULO

PRESENTACIÓN DE LAS PRINCIPALES VÍAS QUE LLEVAN A SANTIAGO
ELECCIÓN ENTRE LAS DIFERENTES RUTAS DEL CAMINO PORTUGUÉS
LA CREDENCIAL Y LA COMPOSTELA
SEÑALIZACIÓN
CUANDO IR
DÓNDE DORMIR
DÓNDE COMER
QUE PONER EN LA MOCHILA
DIVISIÓN DE LAS ETAPAS
PREGUNTAS FRECUENTES
RECOMENDACIONES E INFORMACIÓNES ÚTILES
SITUACIÓN COVID
CONCLUSIÓN



PRESENTACIÓN DE LOS PRINCIPALES CAMINOS QUE LLEVAN A SANTIAGO

Cuando se habla del Camino de Santiago, automáticamente nos referimos al Camino Francés. Sin embargo, no todo el mundo sabe que los caminos que conducen a la Tumba del Apóstol Santiago son muchos. Si agregamos también las variantes menores, se convierten en muchísimos. Vamos hacer entonces un pequeño resumen de los más importantes para colocarlos en el lugar correcto.



Camino Francés: el más famoso y mejor equipado de todos los caminos en cuanto a servicios. Sin embargo, la celebridad también implica el defecto de que sea el más concurrido. Se empieza normalmente desde Saint Jean Pied de Port, en el lado francés de los Pirineos. Después de cruzar la sierra se continua por las regiones de Navarra, La Roja, Castilla, León y finalmente Galicia. Longitud aproximada de 810 km.

Camino Portugués: casi todos los peregrinos salen de Oporto, aunque la ruta parte de Lisboa. Luego continúa de sur a norte hasta la frontera española entrando en Galicia. Longitud de unos 300 km de Oporto, mientras que unos 630 km de Lisboa.

Camino del Norte: recorre toda la costa norte de España por las laderas de la Cordillera Cantábrica. Comienza en Irún, en la frontera con Francia, y luego continúa hacia el País Vasco (San Sebastián y Bilbao), Cantabria (Santander), Asturias (Gijón y Avilés) y finalmente Galicia. Longitud aproximada de 800 km.

Camino Primitivo: caracterizado por las desafiantes montañas del norte de España. Comienza en Oviedo en las Asturias y continúa de este a oeste hasta Galicia. Longitud aproximada de 313 km.

Camino Inglés: considerado también entre los más difíciles. Comienza en Ferrol, en la costa noroeste de España, y luego continúa hacia el sur hasta Santiago de Compostela. Longitud aproximada de 113 km.

Vía de la Plata: recorre España de sur a norte. Comienza en Sevilla (Andalucía) y luego asciende por Extremadura, Castilla y finalmente Galicia. Longitud aproximada de 960 km.


En este artículo nos ocuparemos del Camino Portugués y de todo lo que está relacionado con él, para facilitar la organización de este maravillo peregrinaje.



ELECCIÓN ENTRE LAS DISTINTAS RUTAS DEL CAMINO PORTUGUÉS

El Camino Portugués no está constituido por un recorrido único y simple. También en este caso es necesario por lo tanto establecer cuál sea el más adecuado a sus proprios gustos y necesidades.




Con la excepción de la variante a Fátima, la ruta de Lisboa a Oporto es solo una, el Caminho Central. Sin embargo, son pocos los que deciden de partir de Lisboa. No es solo una cuestión de tiempo, dados los 630 km de longitud, sino también del tipo de ruta. Aunque de hecho están surgiendo cada vez más servicios y se está trabajando para hacerla más atractiva, la ruta que parte de Lisboa no es particularmente encantadora. Falta una señalización adecuada, faltan alojamientos y, muy a menudo, se camina por carreteras pavimentadas por donde pasan los coches. Pero no todo el itinerario se desarrolla así. También se recorren caminos secundarios, áreas agrícolas, áreas boscosas y pequeños centros urbanos. El frecuente paso por las grandes ciudades, sin embargo, hace que la presencia de caos y asfalto sea constante.
Si parten de Lisboa, la única elección que tendrán que hacer hasta Oporto será, una vez llegados a Santarém, si continuar hacia el norte por el Caminho Central o desviarse ligeramente al oeste hacia la Variante a Fátima. Esta última, naturalmente, nos conduce al famoso santuario y luego se reincorpora al Caminho en Tomar.


De Oporto a Santiago de Compostela el tema cambia radicalmente. El Camino se divide en tres: “El Camino Central, el Camino de la Costa y la Senda Litoral”. Los tres se reincorporan en Redondela y continúan hacia el norte hasta el destino final con posibilidad de un pequeño desvío poco después de Pontevedra por la Variante Espiritual.

CAMINO CENTRAL = El camino histórico, el más conocido y popular. Hablamos de la continuación del Caminho Central que comienza en Lisboa. La ruta siempre permanece en el interior sin asomarse a la costa. Se cruzan constantemente pequeños pueblos alternados con importantes núcleos urbanos, pero casi siempre siguiendo carreteras secundarias con poco tráfico. Además, hay numerosas áreas boscosas y altas colinas, donde el asfalto es reemplazado por tierra batida o caminos rocosos. Varias también las zonas agrícolas y rurales, especialmente después de cruzar la frontera española. Longitud aproximada de 260 km.



CAMINO DE LA COSTA = Como se deduce fácilmente del nombre, sigue principalmente la costa oceánica. Algunos tramos se desarrollan a lo largo de las playas, mientras que otros se alejan de la arena, a veces pasando por pequeños pueblos, otras subiendo colinas o montañas. Parte del recorrido se comparte con la Senda Litoral. Una vez en Redondela en territorio español, se reincorpora al Camino Central. Longitud aproximada de 280 km.



SENDA LITORAL = Creado hace unos años, probablemente es el menos conocido. Sigue constantemente las orillas de arena o las playas rocosas hasta Vigo, donde desvía hacia el interior, reuniéndose en Redondela con el Camino Central. Se camina principalmente en pasarelas de madera al lado del océano, pasando continuamente por pueblos de pescadores o pequeños destinos vacacionales de turismo local. La belleza de sus paisajes y la sencillez de gran parte del recorrido va aumentando el número de peregrinos año tras año, pero estamos todavía muy lejos de los números del Camino Central y aún más de los del Camino Francés. Longitud aproximada de 300 km.



VARIANTE ESPIRITUAL = Pequeño desvío del Camino Central en territorio español, también conocido como translatio jacobaea. De hecho, es la ruta fluvial y terrestre hecha, según la tradición, por el cuerpo del apóstol Santiago. Además de la caminata de 45 km entre bosques y cerros, es necesaria una pequeña travesía en barco, realizada gracias a un servicio para los peregrinos.


¿Qué camino elegir entonces? Evidentemente, la decisión es un asunto puramente personal. No creo que tenga mucho sentido afirmar que uno sea mejor que otro. Es una cuestión de gustos. Ciertamente, hay varios factores a considerar. El tiempo, por ejemplo. Si disponen de pocos días, siendo el Camino Central el más corto, será más fácil optar por ese. Si aman locamente el mar y por el contrario no son grandes aficionados de las alturas, la Senda Litoral es la más adecuada. Si les gusta la idea de caminar junto al mar, pero también la de pasar por montañas y ciudades, entonces gana el Camino de la Costa.
Como ya se ha dicho, es solo una cuestión de gustos. Cuando fue mi turno, pensé que de todos modos habría conocido el Camino Central ya que las últimas 4 etapas necesariamente se desarrollan a lo largo de esta ruta. También podíamos echar un vistazo a otros tipos de caminos. Considerando entonces que la Senda Litoral y el Camino de la Costa avanzan paralelos entre sí, superponiéndose incluso en parte del recorrido, podía optar por uno de los dos haciendo algunos desvíos de vez en cuando.





LA CREDENCIAL Y LA COMPOSTELA

La Credencial es una especie de pasaporte que se debe sellar en cada etapa y, por lo tanto, permite recrear idealmente el itinerario del peregrino. También permite el acceso a los albergues, los alojamientos económicos destinados únicamente a los peregrinos. Una vez en Santiago, permite obtener la Compostela, es decir, el certificado en latín que se expide a quienes completen al menos los últimos 100 km a pie o a caballo, o los últimos 200 km en bicicleta. Durante este último tramo, la Credencial debe ser sellada al menos dos veces al día. La emisión de la Compostela es gratuita, pero también está relacionada con las motivaciones que empujan a cada individuo a realizar el recorrido. Si los objetivos son religiosos o espirituales, se recibe la Compostela, en caso contrario un certificado de bienvenida. Se puede recoger en la Oficina de Recepción de Peregrinos ubicada en la Rúa das Carretas, 33, cerca de la plaza de la Catedral.

Conseguir los sellos (carimbo en portugués) es muy simple. Además de los albergues o hostales, los encontrarán a lo largo de la ruta también en las oficinas de turismo, en muchas iglesias e incluso en bares y restaurantes. Por supuesto el servicio es totalmente gratuito y no está relacionado con ningún tipo de compra.

La Credencial se puede fácilmente retirar en las catedrales de Oporto (Sé do Porto) o de Lisboa (Sé de Lisboa) por 2 €. En la oficina de turismo ubicada justo en frente de la catedral de Oporto es posible estampar el primer sello.
Alternativamente, la Credencial también puede ser emitida en Italia por el único organismo autorizado, la Confraternita de San Jacopo di Compostella con sede en Perugia. La entrega no es inmediata, por lo que es necesario contactar con la Confraternita con mucha antelación.

En los últimos años, además de la Compostela, también existe el Certificado de Distancia, un pergamino que indica el trayecto realizado, la ciudad de salida, los kilómetros recorridos y el día de llegada. Es posible obtener este documento (3 €) en la Oficina de Acogida del Peregrino de Santiago, o solicitarlo posteriormente a través del correo electrónico (certificadodedistancia@catedraldesantiago.es).



SEÑALIZACIÓN

La famosa concha con la flecha, ambas de color amarillo, representan el símbolo por excelencia que indica la dirección hacia Santiago de Compostela. Sin embargo, existen algunas diferencias en la forma y en los colores según el País en el que nos encontramos y del camino que estamos recorriendo.



La señalización está presente casi en todas partes. Se puede identificar en forma de carteles propios, o flechas amarillas pintadas en los postes de luz, en las paredes, en el asfalto o en los clásicos azulejos con fondo azul.

En el Camino de la Costa las tejas son de metal de color óxido, a veces grabadas con concha y flecha, otras simplemente pintadas de amarillo.

La Senda Litoral está mal señalizada, por lo que es muy fácil confundirse con las señales del Camino de la Costa. Sin embargo, es suficiente seguir siempre el océano sin alejarse de la orilla para evitar cualquier engaño.

Las indicaciones de los kilómetros residuos hasta el destino sólo aparecen una vez llegados en Galicia.

No hay que olvidar que las flechas azules son en cambio las que conducen al santuario de Fátima y, a menos que no hayan salido de Lisboa, siempre indican la dirección opuesta a vuestro destino.



CUANDO IR

Al no tratarse de zonas extremas, el Camino Portugués se puede recorrer durante todo el año.

El largo tramo de costa ofrece un clima fresco adecuado también en los meses más calurosos. En las zonas del interior, en cambio, las temperaturas aumentan considerablemente entre junio y agosto, especialmente en territorio español.

Los inviernos (de diciembre a febrero) son relativamente suaves, pero las abundantes lluvias dificultan la caminata, especialmente a través de los fangosos senderos forestales.

Por tanto, el mejor periodo es sin duda el de tardía primavera o principios de otoño. En particular, entre fin de abril y mayo, o en septiembre. De esta forma se puede disfrutar de un clima perfecto para caminar evitando la gran cantidad de peregrinos presentes en temporada alta durante el verano.

Para quienes elijan la variante de Fátima, cabe recordar que, el día 13 de los meses de mayo a octubre, suele ser invadida ya que es la fecha en la que Nuestra Señora hubiera aparecido a los tres pastorcitos.





DÓNDE DORMIR

Las estructuras tradicionalmente destinadas a los peregrinos son los albergues, equipados con uno o más dormitorios que suelen caracterizarse por literas y baños compartidos. Aunque pueda parecer poco atractivo para la mayoría, en realidad representa un componente importante de la experiencia del Camino.

Para aquellos que prefieren un poco más de privacidad, no hay problema. De hecho, existen otros tipos de alojamiento por todas partes. Desde clásicos hoteles hasta bed & breakfast, desde apartamentos privados hasta hostales, desde bungalows hasta posadas. En definitiva, hay para todos gustos y presupuestos.


ALBERGUES = Pueden ser públicos o privados, gestionados por organismos institucionales o religiosos. Sin duda, representan la opción más barata y significativa desde el punto de vista humano.
Se duerme todos juntos en dormitorios mixtos, que van desde las 6 camas hasta las 60, típicas de las iglesias desconsagradas. En la mayoría de los casos, las habitaciones están organizadas con literas de 8-12 plazas.

La calidad de los albergues puede variar enormemente. Los públicos son los más baratos (5-10 €), proporcionan sabanas de papel, y casi siempre almohadas y mantas. En los privados los precios aumentan (12-15 €), pero con ellos también los confortes. Las sábanas y fundas de almohada se vuelven de algodón. Almohadas y mantas siempre presentes, e incluso aparecen toallas. Entre las estructuras públicas, generalmente de carácter religioso, también es posible encontrar situaciones extremadamente básicas, en las que se solicita una simple donación. En estos casos, casi siempre se duerme en habitaciones grandes con numerosas literas.

Los baños son compartidos, divididos entre mujeres y hombres y equipados con duchas de agua caliente. Hay algunas áreas comunes, y en algunos hay una cocina y una lavandería disponible.
Hay albergues que también ofrecen habitaciones dobles con baño privado, pero son muy pocas y casi siempre están ocupadas.

Casi todas las estructuras, especialmente las públicas, tienen un horario de apertura y cierre que respetar. De hecho, el responsable suele llegar por la tarde, recibe a los peregrinos, imprime la Credencial y cobra la tarifa debida.
No es posible hospedarse en los albergues sin la Credencial, y solo se permite quedarse una noche, excepto en casos especiales de extrema necesidad.

Los albergues son muchos y están bien distribuidos a lo largo del Camino entre Oporto y Santiago. El tema es un poco diferente con respecto al tramo Lisboa-Oporto, donde como ya se mencionó anteriormente, los servicios para los peregrinos aún son bastante escasos.




OTROS TIPOS DE ALOJAMIENTO = La mejor alternativa a los albergues está representada por los hostels, cuyo nombre puede inducir a error al pensar en dormitorios en hostales. En realidad, se trata de reales habitaciones con baño privado, muchas veces gestionadas en casas privadas y, por esta razón, muy cuidadas y limpias. Los precios también son bastante económicos y por una habitación doble rondan los 40-50 € por noche. Hay cocina, pero no siempre se puede utilizar con excepción de operaciones básicas como el uso del microondas o hervir agua.

Si viajan en grupo, o si como pasa a menudo, el grupo se crea en el camino, otra solución válida es la de los apartamentos. Especialmente en España hay apartamentos enteros para 7-8 personas a tarifas tan ventajosas que por lo general son incluso más bajas que las de los albergues. Normalmente hay dos baños y sobre todo se puede utilizar la cocina.

A lo largo de la costa portuguesa también hay campings que ofrecen alojamiento en bungalows a muy buenos precios (30-40 €). Desafortunadamente, sin embargo, a veces están ubicados en el interior y, especialmente en temporada alta, requieren una estadía mínima de 2-3 noches.

En el peor de los casos, siempre encontrarán un hotel disponible. Sin embargo, los precios suben e incluso mucho en las grandes ciudades como Vigo o en los balnearios en temporada alta.



DÓNDE COMER

Portugal y España son dos países muy baratos en comparación con los estándares europeos. Especialmente en territorio portugués, a menudo les pasará de preguntarse si el camarero no se haya olvidado de cobrarles algo.

Una de las comodidades del Camino Portugués es atravesar constantemente pequeños pueblos que garantizan cualquier tipo de sustento en cualquier momento. Los peregrinos suelen tomar un desayuno abundante en uno de los muchos bares. Dulce en Portugal, salado en España, a menudo a base de tortilla de patatas. Luego se paran en algún supermercado o tienda de alimentos por el camino para comprar lo necesario a un almuerzo rápido para llevar. Finalmente, por la noche, llegados a destinación, se cena en el albergue (servicio actualmente suspendido debido al covid), o en los restaurantes habitualmente adyacentes a los alojamientos.

Además, cada uno es libre de escuchar su cuerpo y comer cuando les apetezca. Ciertamente, la comida nunca faltará en ninguna ocasión.



QUE PONER EN LA MOCHILA

Especialmente para aquellos que nunca han experimentado la vida de mochilero, es más que normal tener dudas e incertidumbres. Siendo un tema bastante amplio y de fundamental importancia para el éxito del Camino, he elaborado un artículo bien detallado: «Cómo preparar una mochila de tan solo 4,5 kg para el Camino de Santiago«.
Lo único que anticipo es que tendrán que traer consigo única y exclusivamente lo estrictamente necesario.





SUBDIVISIÓN DE LAS ETAPAS

No hay una subdivisión estricta de las etapas a respetar. Al comparar dos guías y dos aplicaciones del Camino Portugués, se darán cuenta de tener en frente 4 listas distintas de etapas. Obviamente hay algunas paradas habituales, pero nadie les obliga a hacerlas, así como nadie les obliga a detenerse en una ciudad o en el medio de la nada. Por ejemplo, algunos albergues están situados entre un pueblo y otro a lo largo del recorrido, en posiciones aparentemente absurdas.

Antes de partir, analizando las distintas distancias, intenté crear un itinerario aproximado que pudiera ser óptimo sin tener que afrontar demasiados kilómetros en un solo día, ni muy pocos.
Naturalmente los acontecimientos vividos en el camino me llevaron a modificar algunas paradas, y sin duda esto pasara también a ustedes. De todas formas, este es un buen punto de partida.




CAMINO CENTRAL

10 días
Oporto – 25 km – Vairão – 29 km – Barcelos – 34 km – Ponte de Lima – 18 km – Rubiães – 19 km – Tui – 32 km – Redondela – 18 km – Pontevedra – 21 km – Caldas de Reis – 19 km – Padrón – 25 km – Santiago de Compostela


SENDA LITORAL y CAMINO DE LA COSTA

11 días
Oporto – 30 km – Mindelo – 27 km – Esposende – 25 km – Viana do Castelo – 32 km – A Guarda – 31 km – Baiona – 26 km – Vigo – 17 km – Redondela – 18 km – Pontevedra – 21 km – Caldas de Reis – 19 km – Padrón – 25 km – Santiago de Compostela

alternativamente

12 días
Oporto – 30 km – Mindelo – 27 km – Esposende – 25 km – Viana do Castelo – 32 km – A Guarda – 21 km – Mougás – 23 km – Patos – 18 km – Vigo – 17 km – Redondela – 18 km – Pontevedra – 21 km – Caldas de Reis – 19 km – Padrón – 25 km – Santiago de Compostela





PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuánto se tarda en recorrer un kilómetro?
Por supuesto, la pregunta es muy subjetiva. Depende de su propio ritmo, de cuantas veces se paran. Si hacen paradas para sacar fotos o para descansar. En general, sin embargo, podemos decir que con una buena caminata se avanza unos 5 km cada hora. Si están en forma y mantienen un ritmo constante bastante alto, pueden hacer un poco más, pero raramente se superan los 6 km/h. En cambio, si caminan con calma o cruzan cerros, se suele avanzar 4 – 4.5 km/h.


¿Cuántos días se tarda en completar el Camino Portugués y cuántos kilómetros hay que hacer cada día?
Los peregrinos suelen avanzar 25-30 km por día. Por experiencia personal puedo decir que una persona sana puede afrontar los primeros 20 km sin ningún problema. De 20 a 30 km, en cambio, el cansancio se hace sentir. Después de 30 km el placer de caminar se convierte en puro dolor y ganas de llegar a la meta.
Obviamente son indicaciones generales que no se aplican a los que están muy entrenados y acostumbrados al trekking.


¿Cómo se encuentran los alojamientos una vez llegados a destinación?
La forma más sencilla e inmediata es abrir Google Maps, escribir “albergue” y visualizar los más cercanos al lugar donde están. Si en cambio quieren planificar y conocer con antelación los alojamientos existentes, también pueden hacerlo a través de otros canales. Hay varias aplicaciones que brindan informaciones útiles sobre los albergues. Entre las gratuitas, las mejores son «Buen Camino», «Camino Ninja», «Peregrino Online (portugués)». También se encuentran listas en la web, pero a menudo están incompletas e irregulares.


¿Hay fuentes por el camino para abastecerse de agua?
En España, especialmente a lo largo del Camino Central después de Redondela, las fuentes son numerosas. En los otros tramos y en los otros Caminos se encuentra alguna de vez en cuando, pero no con mucha frecuencia. A veces están ubicadas cerca de las iglesias o en los parques de la ciudad.
Siempre es mejor salir por la mañana con la cantimplora llena y si realmente no encuentran nada, supermercados, bares y tiendas de alimentos nunca faltan.


¿Cuánto se gasta en promedio por día?
Asumiendo dormir siempre en los albergues, tomar un buen desayuno en un bar, almorzar para llevar y sentarse en algún restaurante a cenar, se puede calcular un gasto entre 25 y 40 € por día. Obviamente se puede gastar mucho menos o mucho más, depende totalmente de ustedes.




¿Dónde se puede lavar la ropa?
La mayoría de los albergues están equipados con lavadora y secadora. El uso tiene un suplemento, pero extremadamente barato. En las ciudades más grandes existen también las clásicas lavanderías o las de autoservicio con fichas. En el peor de los casos, se verán obligados a lavar la ropa a mano. Si han seguido mis consejos (Cómo preparar una mochila de tan solo 4,5 kg para el Camino de Santiago) tendrán consigo el jabón de Marsella y una cuerda para colgar la ropa.


¿Cuáles son los principales problemas físicos que pueden surgir en el Camino? ¿Cómo se pueden prevenir?
La dificultad más común a la que todo el mundo debe enfrentarse tarde o temprano es la aparición de ampollas. Con frecuencia el problema se vuelve tan serio que obliga a abandonar el camino. Hay que seguir algunas precauciones para minimizar los riesgos:
▪ Traer zapatos cómodos. Muchos incluso recomiendan medio talle más, especialmente durante el verano cuando los pies suelen hincharse. Nunca partan con zapatos nuevos a los que aún no están acostumbrados.
▪ Llevar calcetines específicos de trekking sin costuras, para minimizar el roce con el pie.
▪ Por la mañana y por la noche, untar vaselina blanca en la planta del pie y entre los dedos. Esto reducirá la fricción y suavizará el pie. Es fundamental que la vaselina sea bastante sólida. En Italia se encuentran unos tubos muy baratos en las farmacias, parecidos a pomadas, que van bastante bien. Si encuentran la versión de tarro sólido aún mejor. En España el mismo tubo suele ser mucho más líquido y por tanto deja el pie mojado. En ese caso es mejor no usarla porque hay el riesgo de obtener el efecto contrario.
▪ Bajo ninguna circunstancia se deben usar calcetines con los pies aún mojados o no completamente secos. Sobre todo, si acaban de bañarse en el mar y existe el riesgo de que haya algún granito de arena. Pueden estar seguros de que sus pies estarán llenos de ampollas por la noche.
▪ En el caso de que aparezcan, todos sugieren pincharlos con una aguja, deslizando un hilo de algodón por dentro. Nada más equivocado. El hilo nunca es estéril por lo que existe el riesgo de causar infecciones. Equípese con una aguja de jeringa estéril (fácilmente disponible en las farmacias también en el lugar), y después de haber desinfectado el área a tratar, simplemente perforen la vejiga dejando salir el agua.

A nivel muscular, en cambio, las patologías más comunes son las tendinitis o los dolores relativos a rodillas y espalda. A menudo están relacionados con el peso excesivo de la mochila que compromete la postura y la distribución de la carga. Las tendinitis en particular suelen ser muy peligrosas porque sólo se pueden curar con reposo absoluto, condición que es difícil actuar durante el Camino. La única manera de continuar es apretando los dientes y usando antiinflamatorios con tratamientos de al menos 5 días.
Para tratar de prevenir estas patologías es necesario entrenarse antes de partir haciendo poco a poco algún trekking, mejor aún si con una carga similar a la que llevaran durante el Camino.




¿Existen servicios de transporte de mochilas?
Absolutamente sí. Si padeces patologías particulares o condiciones físicas precarias, realmente puede representar una ayuda fundamental. Es posible reservar todo el trayecto con antelación a través de Correos, o contactando con los distintos transportistas cuyas referencias figuran en los tablones de anuncios de los varios albergues.
Para todos aquellos que gocen de buena salud, en mi opinión, el servicio no es necesario. Solo tienen que seguir unas pocas y sencillas adaptaciones (Cómo preparar una mochila de tan solo 4,5 kg para el Camino de Santiago). La mochila es una parte integral de la experiencia que también consiste en ser autosuficiente con lo mínimo. También consideren que los otros peregrinos a menudo no miran con buenos ojos a aquellos que utilizan este servicio porque parece como «hacer trampa».


¿Se puede hacer el Camino también en bicicleta?
Ciertamente. El Camino se puede hacer no solo a pie, sino también en bicicleta, a caballo e incluso en barco. Eso sí, al ser una peregrinación, siempre me ha parecido que la opción del barco tenga poco sentido. En cuanto a la bicicleta o al caballo, existen algunas dificultades relacionadas con los recorridos que no siempre son aptos para estas dos formas de locomoción. Quien se aventura en esta dirección, muchas veces se ve obligado a seguir itinerarios alternativos y a estudiar bien las rutas. Las bicicletas tendrán algunas dificultades en los tramos de montaña, mientras que los caballos tendrán que hacer frente a los problemas relacionados con el alojamiento nocturno. Todo es factible, solo hay necesidad de una buena organización.
Sin embargo, para que conste, tengo que reportar que varios ciclistas que conozco lamentaron no haberlo hecho a pie. Se quejan de que, sobre todo en temporada alta, la presencia de numerosas personas les obliga a reducir la velocidad continuamente para superar y esquivar a los peregrinos por el camino.


¿Cuáles son los aeropuertos más convenientes para llegar a Portugal y salir de España?
Lisboa y Oporto son fácilmente accesibles desde Italia gracias a varias aerolíneas. Para la vuelta las opciones son menos. La mejor solución es sin duda Ryanair directamente desde Santiago de Compostela que ofrece vuelos directos a Bolonia y Milán Bérgamo o con 1 escala a Bari, Brindisi y Cagliari.
Alternativamente, los dos aeropuertos más cercanos a Santiago son los de A Coruña (68 km) y Vigo (89 km).


¿Hay enchufes para recargar el móvil en los albergues?
Obviamente, sí. Los mejores albergues están equipados con un enchufe eléctrico personal en la cabecera de la cama. Otros, en cambio, tienen solo algunos enchufes aquí y allá en las habitaciones y áreas comunes. De una forma u otra, el problema es solucionable.


¿Cómo se llega del aeropuerto a la catedral de Oporto?
El metro es sin duda el método más cómodo y económico (1,60 €). Se toma la línea E hasta Trindade, luego se cambia a la línea D y se baja en Sao Bento.


¿Es cierto que durante la primera etapa, saliendo de Oporto, se cruza una zona industrial fea? ¿Es mejor saltarla?
La zona industrial se atraviesa solo si se opta por el Camino Central. Si se elige la Senda Litoral o el Camino de la Costa no hay absolutamente ningún problema. En estos casos, por lo tanto, saltar la primera etapa no tiene algún sentido. Si, al contrario, eligen el Camino Central, la decisión es de ustedes. Seguramente la primera etapa no será agradable, pero también es cierto que un camino es lindo recorrerlo de principio a fin sin saltos.




RECOMENDACIONES E INFORMACIÓNES ÚTILES

1- Si tienen miedo de no poder dormir en los albergues porque imaginan fiestas salvajes toda la noche, pueden relajarse. Los peregrinos madrugan bien temprano para marchar, y todos están cansados ​​y probados por la fatiga del camino. La mayoría de los albergues también imponen horas de silencio y luces apagadas dentro de los dormitorios. Cuando esto no pasa, queda al sentido común y a la educación de las personas actuar en consecuencia.
Mas bien, el verdadero problema estará ligado a los que roncan, a los que se levantan para ir al baño en el medio de la noche o a los que en la madrugada arman las mochilas entre cremalleras, bolsitas y ruidos varios. Si tienen el sueño ligero, llévense tapones para los oídos.


2- Aunque la elección del Camino sea totalmente personal, si están indecisos, les recomiendo absolutamente la Senda Litoral. La ruta es apta para todos, sin presentar excesivas dificultades en el camino. Avanza entre impresionantes vistas a lo largo de pasarelas de madera desarrolladas en las playas y costas. Atraviesa pueblos de pescadores, pequeños localidades rurales, zonas agrícolas y bosques. A menudo se cruza con el Camino de la Costa, lo que les permite escalar colinas y montañas que se destacan frente al océano. Por último, en Redondela se une con el Camino Central. En definitiva, ofrece la visión más completa de los tres caminos que van de Oporto a Santiago.




3- Es fundamental recordar siempre que la Senda Litoral y el Camino de la Costa son dos cosas muy distintas, aunque tengan muchos tramos en común. Hasta la fecha, las señales siempre indican el Camino de la Costa y no la Senda Litoral. Por lo tanto, siguiendo las flechas pasará varias veces de alejarse de la playa para subir a las alturas. Así que, si quieren recorrer la Senda Litoral, siguán siempre, única y exclusivamente, el océano. Los únicos momentos en los que se verán obligados a plegar hacia el interior serán aquellos en los que tendrán que cruzar un río.


4- Por el camino se encuentran muchos viajeros y muchas veces se forman pequeños grupos que continúan juntos durante todo el recorrido. En este caso, dormir de vez en cuando en apartamentos en lugar de albergues permite cocinar todos juntos y cenar en un ambiente festivo y de intimidad que difícilmente podrían recrear en cualquier restaurante. Una experiencia que no se puede perder.


5- Nunca planifiquen todo el itinerario día a día reservando alojamiento desde el principio. Las variables que se encuentran en el camino son muchas y pueden revolucionar completamente la situación.
El mal tiempo, los problemas físicos, los encuentros, representan acontecimientos impredecibles que pueden inducir a un peregrino a acelerar o ralentizar su marcha. Si parten con todas las noches ya reservadas se verán obligados a correr para llegar necesariamente al destino que han fijado.


6- Durante el Camino es necesario escuchar nuestro propio cuerpo. No es una carrera, no se gana nada al terminar primero, al igual que no se pierde nada al terminar último. Así que intenten no partir con los días contados y disfruten sin fijar demasiadas estacas.


7- Para ingresar a España desde suelo portugués es necesario cruzar el río Miño. El puente más cercano está a 7 km hacia el interior. Para evitar recorrer más de 14 km entre ida y vuelta en medio de coches, existe un servicio de ferry que permite a los peregrinos llegar a la orilla opuesta. Los horarios son los siguientes: de martes a viernes 10.30 – 19.30 (cada hora) con la última a las 20.15 / sábado y domingo primera salida a las 11.30 / lunes servicio ausente. El precio es de 1,50 € por persona.
Alternativamente, mano a mano que se acerquen al río, encontrarán anuncios colgados aquí y allá en los postes de luz con un número de teléfono para llamar y ser recogido por un bote privado. El precio es de 5€ por persona y la travesía es bastante cómoda y rápida. El barco se toma antes de llegar a Caminha, pero deja en la playa aproximadamente a 1 hora a pie desde A Guarda. Factor a tener en cuenta para evitar de llegar con la oscuridad.


8- Terminado el Camino, si aún tienen tiempo disponible, continúen hasta Finisterre. Se puede hacer con otros 3 días de caminata o con un viaje en autobús de 2 h y 30 min (7 €) que parte desde la Estación Intermodal. Un buen compromiso es tomar el autobús y bajar en Cee, a unos 12 km de Finisterre. En este tramo el camino ofrece unas maravillosas vistas que merece la pena admirar a pesar del cansancio acumulado en los días anteriores.
En Finisterre no se pierdan por ningún motivo la Praia do mar de Fóra, situada detrás del pueblo y fácilmente accesible a pie en unos 10-15 minutos desde el centro de la ciudad. Esta playa también es conocida como la Playa Hippie, precisamente porque varios hippies siempre están acampados con sus carpas en este paraíso natural.



Suban también el promontorio hasta el faro (3,5 km cuesta arriba). En la cima encontrarán además de una vista espectacular, el famoso pilar con el cartel del km 0 del Camino de Santiago.


9- Una vez en Santiago de Compostela, sean o no religiosos, además de rendir homenaje a la tumba del apóstol Santiago, es posible asistir a la Misa del Peregrino en el interior de la catedral. Es una misa muy rápida y bastante inusual, durante la cual se agradecen y bendicen a los peregrinos por su regreso a casa.
Una curiosidad que llama la atención del público es la de la sombra del peregrino. En un pequeño rincón escondido de la Plaza de la Quintana, al caer la noche aparece una misteriosa figura que se destaca contra el muro de la catedral y que recuerda muy claramente a la sombra de un peregrino encapuchado. Efecto pretendido o pura casualidad, no se sabe. Hay varias leyendas nacidas en torno a este evento.




10- La Compostela se expide gratuitamente, pero sin custodia alguna. Para evitar que se dañe durante el transporte, pueden comprar un pequeño tubo de cartón por 3 € directamente en la Oficina de Acogida al Peregrino situada en la Rúa das Carretas, 33, cerca de la plaza de la Catedral. Alternativamente, se puede encontrar por 1 o 2 € en las diversas tiendas de souvenirs de los alrededores.


12- Algunos peregrinos traen sus carpas y se alojan en los campamentos o incluso en plena naturaleza. Se permite acampar prácticamente en cualquier lugar, siempre que se ocupe una posición bastante aislada, se ponga la carpa cuando oscurezca y se desmonte cuando salga el sol. La única molestia real asociada con este tipo de pernoctación es el peso del equipamiento que hay que transportar en las espaldas.


13- En Japón existe un camino hermanado con el Camino de Santiago llamado Kumano Kodo. Un sendero bastante desafiante inmerso entre altas montañas largo aproximadamente 70 km que generalmente se recorren en 4 días. Quienes completan el Kumano Kodo habiendo ya realizado el Camino de Santiago reciben el Dual-Pilgrim, un pergamino de papel de arroz que certifica oficialmente la doble peregrinación.


14- No todos saben que el Camino también se puede hacer en el lugar de otra persona. Eventos dramáticos como la muerte de un ser querido, o la incapacidad física de llevar a cabo esta experiencia, lamentablemente forman parte de la vida de cada uno de nosotros. A la hora de retirar la Compostela, es posible hacer escribir, además de su proprio nombre, también el de la persona por la cual se ha realizado la peregrinación. Sin embargo, no es posible recibir una solo para uno mismo y otra solo para la otra persona.


15- Quienes hayan visto la hermosa película “El Camino” (“The Way”), seguramente recordarán entre las conmovedoras escenas finales las del Botafumeiro. Se trata de un gigantesco porta incienso de metal que, mediante un sistema de cuerdas y poleas, se hace oscilar a una velocidad de 70 km/h a través de toda la nave central de la Catedral de Santiago. La ceremonia adquiere un significado sumamente simbólico, convirtiéndose a la vez, en un momento tan espectacular como emotivo.
Debido a las obras de restauración de la catedral, el Botafumeiro en los últimos años, se ha limitado únicamente a festividades o eventos especiales. No obstante, los testimonios recibidos recientemente (mayo 2022) a través de los peregrinos, indican que las funciones volvieron a desplegarse con mayor frecuencia. Parece que el Botafumeiro, al día de hoy, tenga lugar los viernes y sábados a las 19.30 y los domingos a las 12.30. Sin embargo, a menudo hay variaciones o cancelaciones de este evento. Por lo tanto, resulta oportuno pedir confirmación directamente al servicio informaciones de la Catedral para evitar sorpresas desagradables.


16- Una guía del Camino de Santiago etapa por etapa puede ser útil, pero no imprescindible. Dado que los libros pesan, sería mejor optar por la versión digital. En caso contrario compren el formato papel, pero extrapolen lo que realmente necesitan sin llevarse el volumen entero. ¿Cómo? Hagan algunas fotocopias o fotografíen las páginas claves. A pesar de todas sus limitaciones, la mejor guía hasta la fecha siempre siegue siendo la siguiente (lamentablemente no existen en español):





SITUACIÓN COVID

La emergencia del covid ciertamente ha alterado algunos hábitos vinculados a la vida del Camino. Las mayores molestias se refieren a la prohibición del uso de las cocinas y la suspensión de los servicios relacionados con la cena. Algunos albergues han preferido permanecer cerrados, pero la mayoría siguen operativos.
La normativa indica que solo se debería ocupar el 50% de las camas, y que se debería utilizar siempre la mascarilla. No todo el mundo respeta estas normas, en particular la obligación la mascarilla que se observa en las zonas comunes, pero que se vuelve insoportable una vez en la cama.
Las reservas en los albergues siempre han estado prohibidas. Ahora, por los problemas relacionados con la pandemia, se aceptan, creando un poco de caos entre los que llegan, los que no llegan, los que tienen que correr porque tienen reservación, los que no encuentran lugar, pero tal vez sí… en total, menos claridad y mucha más confusión.
La esperanza de todos, por supuesto, es que esto pronto se convierta en un mal recuerdo del pasado.

ACTUALIZACIONES = A partir de mayo 2022, la obligación de mascarillas al aire libre o en interiores ya no está en vigor tanto en Portugal como en España.



CONCLUSIÓN

El Camino de Santiago es mucho más que un viaje. Es una ventana sobre el alma, un fragmento de reflexión y al mismo tiempo una bofetada interior que lleva a cuestionarlo todo. Una oportunidad de condivisión durante la cual olvidar quién se es y reflexionar sobre quién se quiere ser.

Hay algo mágico que envuelve y une a todos los que emprenden el Camino y que de alguna manera los unirá para siempre. Un hilo invisible que los convierte en cómplices y miembros activos de una comunidad de iluminados arrollados por un sentimiento de humanidad capaz de dar sentido a toda una vida.





Artículos relacionados

Cómo preparar una mochila de tan solo 4,5 kg para el Camino de Santiago

 


Si te gustó este artículo o fue útil para ti, házmelo saber con un «me gusta» en la página Facebook de Va’ dove ti porta il blog o sígueme en Instagram a través del perfil va_dove_ti_porta_il_blog

 

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2022 Maurizio Daniele

Deja un comentario