Mochila – que llevar y que dejar

Los que deciden entrar en el mundo de los mochileros por primera vez muchas veces se enfrentan a algunas dificultades, solamente por la inexperiencia, obstáculos fácilmente superables con algunas pequeñas recomendaciones. Por lo tanto, veremos en este artículo algunos puntos prácticos y útiles para la organización y realización de su viaje y especialmente de su mochila.

Por supuesto, las necesidades de cada uno de ustedes serán diferentes dependiendo del destino elegido y de la duración de la aventura, pero siempre, por lo general, hay algunos puntos comunes a cualquier tipo de viaje.

A continuación, veremos cómo prepara su mochila, qué llevar absolutamente y qué no llevar en absoluto. De hecho, se cometen muchos errores y es a partir de estos errores que se aprende, mejorando, técnicas y hábitos. En mi primer viaje de mochilero de 4 meses, me fui con 17 kg en mis hombros, que pronto se convirtieron en 21 kg, lo que me obligó no sólo a regalar o abandonar algunos artículos durante mi viaje, sino también a enviar a casa un paquete de casi 10 kg desde México. Consciente de las molestias y los problemas que me había visto obligado a afrontar, en mi segunda partida de otros 4 meses, la mochila pesaba 12 kg. En el tercero de 6 meses solo pesaba 10 kg. Hoy raras vezes supero los 7 – 8 kg, y les aseguro que realmente no me falta nada y definitivamente puedo disfrutar mucho más de mis desplazamientos.

En primer lugar, tenemos que entrar en la perspectiva del mochilero y realizar una serie de cosas fundamentales. No estarán en casa donde pueden tener todas las comodidades y donde la mayoría de nosotros trataría de estar siempre bien vestidos, con un aspecto bien cuidado y agradable. Durante los vagabundajes a nadie le interesará cómo estarán vestidos, si no se pondrán maquillarse, si no tendrán zapatos de tacón, o si sus cabellos estará desprolijo. Lo único importante será lo que hay detrás de esa máscara que usan todos los días. Todo lo demás, es polvo en el viento. Si no están dispuestos a aceptar estos compromisos, no se preocupen, no significa que no pueden viajar, simplemente significa que la vida del mochilero no es para ustedes (recomiendo leer también «¿Valija o mochila?«).

Tienen que minimizar la ropa que quieren llevar, y si lo piensan bien, realmente no necesitan mucho. ¿Cuántos de ustedes tienen roperos repletos y luego siempre usan las mismas cosas?
Camisetas, pantalones e incluso calzoncillos y calcetines, no podrán cambiarlos todos los días como sueles hacer. Probablemente los usarán durante 2 días, a veces incluso 3. Por supuesto, se aplica la regla del sentido común, si algo apesta, ciertamente no necesita ser utilizado de todos modos.

Antes de tratar de hacer una lista de que poner en sus mochilas, vamos a hablar sobre cómo organizar la ropa. Muchos, simplemente doblan todo y lo echan en la mochila como lo harían normalmente con una maleta. Nada podría estar más equivocado e incómodo. Equivocado porque en caso de lluvia, por mucho que la mochila pueda soportar el agua y por cuanto esté equipada con una especie de k-way que la cubra, puedo asegurarles que no es suficiente. Hay situaciones en las que se puede mojar tanto que el agua puede penetrar en el interior. Incómodo, porque cada vez que tienen que sacar algo, van a tener que buscar a través de docenas de prendas. La solución es utilizar bolsas transparentes en las cuales dividir la ropa por categoría. Hay contenedores fabricados específicamente para este fin, que recomiendo, ya que pueden ser reutilizados, ayudando así a no contaminar el medio ambiente. Alternativamente, las bolsas grandes para congelar los alimentos también son útiles para este fin. Esta técnica que puede parecer estúpida, les permitirá en cambio proteger sus cosas y acelerar drásticamente las operaciones de búsqueda y extracción. Por supuesto, también tienen que pensar en cómo organizar las bolsas dentro de la mochila, con el fin de tener a mano las cosas que más necesitan, mientras que en la parte inferior, las que usan con menos frecuencia. Si aún tienen que comprar su mochila tengan en cuenta que hoy también hay mochilas equipadas con un largo cierre vertical que les permite abrirla por completo.



ROPA

Primera regla fundamental: llevar sólo lo que están 100% seguro de usar. Su objetivo fijo es hacer que la mochila sea lo más ligera posible. Así que sólo ropa cómoda, práctica, no voluminosa y que pese poco.

Un error común es creer que viajando durante mucho tiempo tendrás que cargarte hasta lo improbable. No es así, en absoluto, los servicios de lavandería están disponibles prácticamente en todas partes. Por supuesto, sin duda puede ser una molestia tener que lavar su ropa todo el tiempo, por lo que lo ideal sería tener una autonomía de aproximadamente 2 semanas. Calzoncillos y calcetines pueden lavarlos ustedes mismo.

Es necesario distinguir entre destinos fríos y calidos que naturalmente fuerzan a opciones completamente diferentes. En cuanto a los destinos fríos el consejo de la abuela es más que útil, vestirse en capas. Eviten los chalecos gigantescos e incómodos a menos que vayas a Laponia. Compren en cambio indumentarias térmicas. Las medias y las camisetas térmicas pueden ser realmente fundamentales para sus necesidades.

¿Cuántas cosas llevar? La respuesta siempre es la misma; lo menos posible!

Pantalones = además de los pantalones largos que se pondrán el día de su salida (pueden ser jeans, pero aún mejor si se trata de un tejido liviano), un par de pantalones cortos, y un par de pantalones largos de algodón que también pueden ser útiles como pijamas.
Las mujeres en este tema están absolutamente favorecidas ya que los vestidos largos, los Legans y las faldas se pueden utilizar en múltiples ocasiones, pero sobre todo no ocupan lugar y pesan muy poco. Así que podrán llevar un par de piezas más, pero sin exagerar.

Camisetas = una decena deberían ser suficientes. Elija tejidos livianos como siempre.

Calzoncillos y calcetines = 7 pares de calzoncillos y 7 pares de calcetines.

Zapatos = es fundamental llevar buenos zapatos de senderismo, bajos o altos de acuerdo a sus gustos, yo prefiero absolutamente los bajos, especialmente durante la temporada de verano. Además de estos zapatos que usarán el día que saldrán de casa, sin duda un par de ojotas para la playa y la ducha en los hostales, y también recomendaría un par de sandalias de senderismo. Permítanme explicarles mejor por qué estoy seguro de que algunos de ustedes han tenido una expresión de horror en su cara. No se trata de sandalias, sino de otro par de zapatos de senderismo abiertos y muy ligeros que pueden ser útiles en caso de que haga demasiado calor o en caso que hayan mojado sus zapatos cerrados.

Buzo con capucha y pashmina = muy útil especialmente cuando se viaja en autobuses equipados con aire acondicionado, a nivel hielo de círculo polar ártico, como en el caso de algunos países de América Latina.

Traje de baño = uno es suficiente. Elijan uno que se seque fácilmente.

K-way = una chaqueta de lluvia liviana o un k-way.

Gorra = un sombrero o gorra puede salvarles de las insolaciones.



ACCESORIOS

– Una cuerda bastante larga, posiblemente de nylon para colgar en su habitación ropa que necesitan lavar.

Mosquitero, que se pueda colgar sobre la cama. Se puede comprar en tiendas de camping o senderismo (por ejemplo, Decathlon). Por lo general, en lugares donde puede llegar haber mosquitos, hoteles, albergues y cabañas ya están equipados con mosquiteros, pero a veces no están en buenas condiciones y un pequeño agujero es suficiente para transformar su noche en una pesadilla. Para colocar los mosquiteros tendrán que perforar un agujero en el techo, o simplemente fijarla a un gancho preexistente, o adjuntarlo al cordón de nylon mencionado anteriormente.
Recomiendo comprar un mosquitero, dimensión cama matrimonial, independientemente de que viajen en pareja o solos, ya que puede ser que en su hospedaje haya cama de una plaza y media o de dos plazas. También pueden comprar un repelente para rociar el mosquitero, el cual quedará impregnado, lo que ayudará a mantener a estos huéspedes no deseados lejos por un tiempo.

– Un pareo para utilizarlo en lugar de la toalla de playa. Mucho más ligero, se seca fácilmente y si es necesario puede ser utilizado como prenda.

Toalla de ducha de microfibra, ligera y compacta (a la venta en tiendas Decathlon).

Navaja suiza y cubertería en plástico de camping.

Cinturón-billetera o similares. Hay cinturones con cremallera en el lado interior donde se puede ocultar el dinero en efectivo. Alternativamente, se puede coser dentro de los pantalones unos bolsillos ocultos o comprar una riñonera para documentos y dinero que se enganchan en la cintura debajo de su ropa. Personalmente, considero el cinturón-billetera la solución más práctica y eficiente.

Bolsa de dormir de algodón (si el destino que eliges es de verano) o un saco de dormir clásico (si tu destino es de invierno). Aunque no estén pensando mínimamente en los campings, ambos son muy útiles en lugares donde la higiene deja un poco que desear. Personalmente en cualquier hostal siempre he utilizado mi bolsa de dormir.

– Una pequeña brújula, aunque suene divertido, les aseguro que en caso de que se pierdan en el bosque podría ser de gran ayuda.

– Una linterna pequeña y liviana, mejor de las que se pueden cargar a manivela, fundamental en áreas donde la electricidad no llega.

– Un despertador, en caso de que no utilicen la alarma del teléfono.

Adaptador de corriente universal múltiple.

Mochila pequeña para excursiones diarias que les permite llevar lo necesario.

Candado, útil para armarios en los hostales. No recomiendo candados pesados clásicos, sino los muy livianos, igualmente seguros.

– Un monedero pequeño donde se pueden colocar incluso un poco de efectivo con el fin de sacar la billetera lo menos posible, y en caso de robo, que no se pierda nada más que unos pocos centavos.

Cámara digital o REFLEX. Definitivamente esto es pesado, sin duda, pero es necesario para poder inmortalizar las imágenes de su vagabundeo, no tiene precio. Por supuesto, guárdenla con ustedes todo el tiempo y nunca la dejen en su mochila. Si es necesario, también conviene preveer una memoria USB donde copiar las fotos.

– ¿Cuántas veces las mujeres han pensado que los hombres tienen más suerte porque, a falta de un baño, sólo tienen que encontrar un rinconcito escondido donde puedan orinar de pie? No hay que preocuparse más, hoy en día se puede comprar online un pequeño objeto de silicona que actúa como mingitorio femenino permitiéndoles a las mujeres orinar de pie. Objetivamente no es un objeto que hay que tener si o si. Se puede obviar.

Gafas de sol: única y exclusivamente si planean visitar desiertos, cañones o lugares extremos.



MEDICAMENTOS E HIGIENE

Pan de jabón Marsella: para lavar su ropa, especialmente si su aventura durará unos meses. Será suficiente una mitad o incluso un tercio de los formatos clásicos disponibles en el mercado.

– Un jabón corporal, en lugar de las botellas clásicas en gel que pesan más. También hay jabones de Marsella de ricas fragancias, adecuados tanto para lavar la ropa como para higiene personal. Personalmente, siempre opto por esta opción con el fin de cargar sólo una pieza.

– Un neceser con lo mínimo y necesario. Cepillo de dientes, pasta de dientes, pinzas, tijeras para cortar uñas, hisopos, lentes de contacto o anteojos si los usas, peine, afeitador clásico o eléctrico, champú, absorbentes, desodorante, protector solar. Va a ser difícil para las chicas, pero créanme y confíen, no necesitan maquillajes, esmaltes de uñas, cremas faciales, cremas para el cabello. Descubrirán la sensación de sentirse más libre y sobre todo más livianas.

– Un buen repelente de mosquitos.

Medicamentos genéricos, pero sin exagerar. En la mayoría de los casos sólo serán un peso más que llevarán con ustedes durante todo el viaje hasta su regreso. Enter germina, fermentos lácticos, imodio y taquipirina. Son necesarios los prospectos de cada uno de ellos, para saber qué tipo de droga contienen y para que se usan.

Antibiótico de amplio espectro, no se olvide de la prescripción, que pueden ser controlados por los agentes de aduana.

Gel de mano antibacterial.

Desinfectante para limpiar cualquier baño que sea poco confiable.



DOCUMENTOS

Pasaporte o documento de identidad si se encuentra en la Comunidad Europea.

Billetes aéreos, ferroviarios o navales.

Permiso de conducir, algunos países requieren una licencia de conducir internacional, por favor infórmensen si planean alquilar un vehículo.

Fotocopias de todos sus documentos, muy útiles en caso de robo o pérdida. También recomiendo enviar una copia en formato digital a su correo electrónico por si acaso. Documentos me refiero a todo lo que necesitan llevar con ustedes, pasaporte, licencia de conducir, tarjeta de salud, posible seguro de viaje, cualquier certificado de vacunación, etc.

Tarjetas de crédito. Les recuerdo que las únicas tarjetas realmente aceptadas en todas partes son VISA y MASTERCARD.

Fotografías tamaño pasaporte-carnet, imprescindibles para obtener un visto de entrada ante mano, indispensable por la mayoría de los países extranjeros menos desarrollados, especialmente si se entra por tierra.

Números de teléfono de emergencia para bloquear su tarjeta de crédito en caso de robo o pérdida.

Número y dirección de la Embajada en los países que visitarán.

Prescripción de cualquier medicamento que sea necesario llevar.

Tarjetas universitarias o escolares pueden ser útiles para obtener descuentos en hostales, museos u otros billetes de entradas.



SUGERENCIAS

No lleves nada de valor, ni siquiera su reloj o su anillo de bodas. Desafortunadamente, en algunos países la pobreza, puede llevar a la gente a cometer crímenes, una cadena o una joya es suficiente para atraer la atención de algunos mal intencionados. Al no llevarlos, no tendrán que preocuparse de perder algo o estar todo el tiempo alerta a que se lo roben.

Mantenga el dinero, la cartera y los documentos encima y no dentro de la mochila, especialmente durante los movimiento. Usen los bolsillos delanteros y no los traseros de sus pantalones.

Coloquen documentos originales y fotocopias de los mismos, en diferentes lugares, organizen su dinero en efectivo no todo en el mismo lugar.

Usen la ropa más vieja y dañada que tengan. ¡Si están pensando en tirar a la basura una camiseta o unos calcetines porque tienen huecos o están arruinados por el uso, esperen! ¿Qué mejor oportunidad de usarlos una última vez y luego deshacerse así que tengan más lugar en la mochila?

– Si fuera por mí les diría que dejen su celular en casa, especialmente si son adictos, pero en realidad puede resultar una herramienta muy válida, también por lo que se refiere al viaje, como la reserva y compra de cualquier entrada, transporte o alojamiento. Normalmente lo llevo conmigo, pero siempre lo dejo al lado hasta que lo necesito para algo realmente útil, o por la noche, para informar a mis seres queridos que todo está bien. Dicho esto, vamos a profundizar en algunas cuestiones. Hay aplicaciones que definitivamente son capaces de hacer que las cosas sean más fáciles para nosotros. Desde la comprensión de un idioma, hasta la localización de nuestra ubicación y de lo que estamos buscando. Puedo definitivamente aconsejarle, ya que ha sido de gran ayuda para mí una y otra vez, MAPS. ME que permite descargar mapas de un país y luego funcionar como un navegador offline a través de GPS mostrando cualquier punto de interés que estén buscando, desde las cosas más útiles como un supermercado hasta los monumentos más famosos. También pueden marcar los lugares de intereses, facilitando así su visita a la ciudad.

Antes de cargar la mochila, pongan todo lo que han decidido llevar en el suelo. Echen un buen vistazo y piensen si se están olvidando algo, o, por lo contrario, si realmente necesitan todas esas cosas. Recuerden que esa mochila será todo lo que llevaran y lo único que tendrán que vigilar. Cuantas menos cosas lleven con ustedes, más libres se sentirán.

Nunca llenen su mochila a tope, siempre dejen un poco de espacio para las compras que harán durante su viaje.

– Se que va a ser muy difícil para los principiantes, pero traten de estar dentro de los 10 Kg de peso. Les aseguro que ser un mochilero con una mochila pesada en la espalda o con una liviana cambia por completo la percepción de este extraordinario mundo. Así que a comprometerse y recordar que, en caso de necesidad, a menos que estén en una isla desierta o en medio de la selva amazónica, siempre pueden comprar lo que necesiten.

Coloquen ropa sucia o artículos de poco valor e interés en los bolsillos exteriores, ya que, en caso de robo, las partes más accesibles de su mochila son las de más en riesgo.

– Hay mochilas de todos los tamaños y necesidades. No hay una elección correcta o incorrecta, digamos que por experiencia recomendaría a los hombres unos 75/85 litros mientras que a las mujeres unos 65/75 litros.

– Si les gusta pasear por destinos inusuales, poco conocidos, en el fin del mundo, seguramente entrarán en contacto con los lugareños y sus familias. Para romper el hielo, una buena manera es entrar en contacto con niños, por lo general resultan menos temerosos que los adultos y menos preocupados por los límites impuestos por las barreras del lenguaje. Por lo tanto, es un buen hábito tener con ustedes algún regalo que haga disfrutar a los niños. Es suficiente algo muy simple como globos o burbujas de jabón para iluminar sus caras. Otro objeto que podría dejar, tanto a jóvenes como adultos, a boca abierta es la histórica Polaroid (o similares) que les permitirá regalar las fotos tomadas juntos como recuerdo.

– El único libro que hay que llevar es su guía. Por supuesto, también es posible ahorrar este peso, optando por guías digitales, pero honestamente el placer de tocar, navegar, apuntar y escribir en papel para mí es incomparable. Puede ser por la edad, por la nostalgia de un tiempo pasado en el que, tan pronto como entrabas en un hostal en pocos minutos ya conocías a todo el mundo, mientras que hoy en día, la mayoría de las personas que se encuentran están por su cuenta, encorvados con una mirada fija en la pantalla del teléfono, me encanta la tecnología hasta cierto punto. Consigan también mapas de la ruta que tienen la intención de recorrer.

– Preparen el cuerpo para el cambio de alimentos y ambientes a los que se someterán. Al tomar unos fermentos durante dos semanas antes de su partida, pueden estar casi seguros de que no tendrán ninguna sorpresa desagradable durante su aventura.

Traten de aprender por lo menos las palabras básicas del idioma de los países que van a visitar. Los lugareños apreciarán enormemente su esfuerzo y estarán encantados de ayudarles.

Planifiquen su viaje, pero no demasiado. Hablen con la gente, con otros viajeros. Quédensen abiertos a nuevas propuestas y dispuestos a involucrarse, a cambiar de opinión y a dar la bienvenida a lo inesperado.


Ser mochilero es una verdadera filosofía de vida, no se dejen intimidar por las primeras dificultades. Los “pro” serán mucho mas que los “contra”. Siempre deben ser proactivos y buscar soluciones a cualquier inconveniente, sin desesperarse ni perderse. Abransen al mundo sin miedos, y de esta forma, descubrirán emociones autenticas que nunca hubieran imaginado poder vivir.



Si te gustó este artículo o fue útil para ti, házmelo saber con un «me gusta» en la página Facebook de Va’ dove ti porta il blog o sígueme en Instagram a través del perfil va_dove_ti_porta_il_blog.

 

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 Maurizio Daniele

Deja un comentario