Adriel

La imagen impresionada entre mis recuerdos es la de un chico bajando de un autobús con aire desconcertado, en un pueblo perdido en el norte de Argentina, mirando a su alrededor en medio de una polvorienta carretera. Ese pueblo era Tilcara, y ese chico era Adriel. Viajaba solo, mochilero como yo, unas palabras fueron suficientes para entender que era una persona hermosa, así que lo invité a seguirme a mí y a mis compañeros de viaje (Latinoamérica 2014 junto con Myriam y Christian) a un maravilloso albergue que había descubierto años antes. Adriel era tranquilo, reflexivo, un poco tímido tal vez, pero unos cuantos matés y un par de días juntos hicieron que nuestro vínculo fuera increíblemente fuerte.

Unos meses después de nuestra primera reunión me escribió «No olvido que fueron mi impulso iniciático para seguir viajando”. No habría podido decirme algo mejor que esto.

Adriel nació en Argentina, pero de ascendencia italiana, como la mayoría de sus compatriotas. Vive en las afueras de Buenos Aires, donde trabaja como editor audiovisual especialmente para el gobierno. Mente creativa y curiosa, le encanta hablar de cualquier cosa, pero sobre todo está interesado en conocer las opiniones de los demás sobre cada tema, desde el significado de la vida hasta la política. En 2017 vino a visitarnos a Italia para nuestra gran alegría, confirmando las impresiones que teníamos entonces, y aumentando el afecto que nos une. Luego nos vimos en Buenos Aires en noviembre de 2019, cuando también tuve la oportunidad de conocer a su pareja. Ciertamente no pasará mucho tiempo antes de que nuestros caminos se crucen de nuevo.


Deja un comentario