Ariel

En el mundo individuos como Ariel son más únicos que raros. Y no lo digo en referencia al hecho de que cada vez que voy a Buenos Aires, a pesar de que el nació y creció en la capital argentina, depende de mí llevarlo y hacerle de cicerón, razón por la cual le decimos en broma «el suizo de BA», sino porque realmente es una persona especial. En su defensa hay que decir que vive en las afueras de la verdadera metrópolis, donde trabaja como empleado, aunque, su verdadera pasión es el teatro, en particular el dedicado a los más pequeños, donde a menudo interpreta a los personajes protagonistas de Disney.

Conocimos a Ariel en 2006 en Buenos Aires durante mi primera aventura de mochilero (América Latina 2005-2006 junto con Christian y Simone) y con él también compartimos unos días en Uruguay.
Personalmente creo de tener muchos defectos, pero si hay algo de lo que puedo estar orgulloso es de mi capacidad de reconocer a primera vista el valor humano de los que están frente a mí, y con Ariel entré en sintonía desde el primer momento. Desde entonces hemos seguido hablándonos a menudo, hasta que unos años más tarde se vino para Italia quedándose con nosotros durante varios meses, uniéndose de manera increíble con nuestras familias y haciéndose querer por todo el mundo, gracias a su sencillez, sus gestos cariñosos y sus palabras cargadas de afecto y bondad hacia todos. En todos estos años nunca he visto a Ariel enojado con nadie, siempre con una sonrisa impresa en su rostro, o sea una de esas personas positivas con las que todos deberíamos rodearnos todos los días.
La amistad y la estima mutua que nos une es muy fuerte, lo primero que hago cada vez que vuelvo a Argentina es organizar unos días juntos, y recibir sus mensajes audio en WhatsApp siempre nos anima tanto a mí como a Myriam.

Aunque Ariel nunca ha viajado mucho en el pasado, en los últimos años ha comenzado a viajar cada vez más a menudo. Recientemente me escribió: «Viajar es lo más lindo que nos vamos a llevar de esta vida«. Creo que tenga toda la razón.

One thought on “Ariel

Deja un comentario