Uruguay - Cabo Polonio - 2014

Uruguay (guía completa)

entre los sonidos tribales del candombe, la parrilla, leones marinos que gritan al viento y cielos incendiados de púrpura


Capital: Montevideo  
Idioma Oficial: español  
Moneda: 1 € = 53,35 pesos uruguayos  
Costo de la vida: €€  


Algunas personas ni siquiera saben dónde se encuentra exactamente en el mapa. Alguien sabe que existe gracias a la nacionalidad de algún futbolista famoso. Muy pocos lo visitaron. Casi nadie lo vivió con el corazón. Mi problema es exactamente el contrario. Hablar de Uruguay para mí es como contarles de una parte de mi alma, un lugar al que siento pertenecer tanto como a Italia, y preguntarme si prefiero uno u otro es como preguntarle a una persona si quiere más a mamá o papá.
Desde que era un bebé he viajado por estas tierras decenas y decenas de veces, ya que todavía hoy, la mayoría de mi familia está ahí. Sin embargo, más allá del aspecto emocional y de la esfera de los recuerdos que inevitablemente me unen a este país, es una meta que siempre deja sin palabras a los que se atrevan a llegar hasta aquí.

Entonces, si están buscando un destino tan particular y característico que sea único, este es un viaje para ustedes. En Uruguay conviven dos países en uno, el del intenso tráfico de la capital y el del gaucho del “interior”, versión sudamericana del cowboy que vive en las zonas rurales más interiores. Los ruidosos partidos de fútbol de los muchachos se alternan con las serenas conversaciones de los ancianos sentados en la puerta de casa, mientras beben el imprescindible mate, una especie de infusión, verdadero símbolo del pueblo rioplatense.

Son numerosos los puntos de interés turístico que, afortunadamente, aún no han sido asaltados por las masas, manteniendo así intacta su autenticidad. Hermosas playas, cultura, tradiciones, relax, deportes, vida nocturna y excelente gastronomía rodean a una de las poblaciones más acogedoras de América Latina. Pero el Uruguay real no es solo esto. Es un lugar donde el cielo luce de un azul desarmante mientras las nubes invitan a fantasear con sus formas que cambian rápidamente empujadas por una ligera brisa juguetona. Un lugar donde en el horizonte se pierden un sin fin de praderas verdes pobladas por una cantidad tan grande de ovejas y vacas que parecen haber nacido junto a estos mismos cerros. Un lugar donde interminables campos de girasoles saludan a los viandantes sonriendo sin apartar la vista de su amado sol.



ÍNDICE DE LA GUÍA

CIUDADES Y LUGARES DE INTERÉS

CUANDO IR
COSTO DE LA VIDA, TRANSPORTES Y ALOJAMIENTOS
GASTRONOMÍA
CULTURA Y EVENTOS
RELIGIÓN
SEGURIDAD
NOTAS HISTÓRICAS
COMUNIDAD GAY
CONSEJOS
CONCLUSIÓN
LINK ÚTILES



CIUDADES Y LUGARES DE INTERÉS

COLONIA DEL SACRAMENTO
Empezando por el lejano oeste, a tiro de piedra de la famosa Buenos Aires, más allá del Río de la Plata, es posible hacer un viaje en el pasado de la romántica Colonia. Fundada en 1680, hace honor al nombre que lleva, manteniendo un estilo colonial inconfundible que se refleja en la arquitectura de las casas y de las tiendas de pequeños artesanos diseminadas por sus antiguas calles de piedra, formadas por guijarros enormes y poco prácticos, pero con un encanto indiscutible.

Colonia del Sacramento - Uruguay - 2014

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995, Colonia es el lugar ideal para relajarse lejos del ruido de la capital. Podrán sumergirse en una dimensión de paz y serenidad paseando por el casco histórico entre casas de barro y piedra, pintadas en las tonalidades más dispares que garantizan un inevitable efecto postal a sus fotografías.

Colonia del Sacramento - Uruguay - 2014

Luego encontrarán autos de época esparcidos aquí y allá que ahora, derrotados por el tiempo, hoy posan como modelos para las fotos de los pocos turistas que llegan hasta aquí.
Finalmente, el espléndido faro y sus muelles de madera, son el contorno de inolvidables atardeceres en el delta del río más ancho del mundo.

Colonia del Sacramento - Uruguay - 2006


MONTEVIDEO
Continuando hacia el este, se entra en la agitada vida laboral de Montevideo. La melancólica capital uruguaya, formada por pequeñas casas y cuidados jardines, se ha transformado ahora en una ciudad moderna y crepitante.
El escritor Eduardo Galeano afirma que, si los peruanos descienden de los Incas y los mexicanos de los Aztecas, los habitantes de Montevideo descienden de las naves. De hecho, su población abierta y multiétnica deriva de los inmigrantes españoles e italianos, pero también cuenta con una minoría afrodescendientes, que ha llegado en la esclavitud desde África en los últimos siglos. A ellos se debe la introducción del ritmo del “candombe”, caracterizado por el sonido de los tambores y protagonista absoluto de las noches de Carnaval. Esta variedad étnica representa una fortaleza importante de la comunidad uruguaya, ya que los niños de diferentes culturas crecen en armonía con la conciencia de que la diversidad muchas veces es solo una oportunidad de enriquecimiento y crecimiento personal. Gracias a esto, los fenómenos del racismo son, por tanto, prácticamente inexistentes.

Montevideo

Como toda capital que se respete, Montevideo también tiene su propio mercado de pulgas: la «Feria de Tristán Narvaja» en la cual la huella humana es lo que la distingue y donde es posible encontrar entre los innumerables puestos, cualquier objeto que la mente humana pueda concebir.
Sin embargo, la imagen que permanece firme en la mente de quienes visitan Montevideo es la de la «Ciudad Vieja«, un maravilloso barrio colonial típico por sus paseos entre jardines, puestos y edificios históricos que concentran aquí la vida cultural de la ciudad durante el día, mientras por la noche la del entretenimiento juvenil. Llegando hasta el puerto, se recorren calles silenciosas y edificios abandonados, donde a menudo, desde una de las pocas ventanas aún abiertas, se pueden escuchar las notas conmovedoras de un antiguo tocadiscos sonando un tango de Carlos Gardel, verdadero ídolo de este país.
Una parada obligada aquí, tanto para locales como para turistas, es el «Mercado del Puerto«, un increíble conjunto de puestos de comida, donde no pueden dejar pasar la oportunidad de comer una típica parrillada uruguaya, barbacoa de la que probablemente es la mejor carne del mundo, más sabrosa incluso de la aclamada carne argentina.

Montevideo - Uruguay - 2014


PUNTA DEL ESTE
Sin duda el balneario más elegante y exclusivo del país, amado sobre todo por brasileños y argentinos de las clases sociales más altas para pasar sus vacaciones. Sin embargo, en los últimos años también empezó a llamar la atención de un número considerable de europeos que buscan nuevos destinos a la moda. Definida no por casualidad, la Mónaco de Sudamérica, Punta del Este se ha convertido en una parada obligada en el mercado de cruceros y un lugar de culto para los millonarios que vienen con sus espléndidos yates en busca de eventos mundanos, con un gran deseo de mostrar y mostrarse.
Los letreros de neón de las boutiques de lujo iluminan la noche, que se consume entre una fiesta de moda y una visita al Casino.

Punta del Este - Uruguay - 2006



Punta es una península que divide las playas en dos tipos: “Brava” y “Mansa”. En la costa «de aguas mansas» raramente sopla viento fuerte y sus aguas parecen a las de un lago tranquilo; mientras que por el contrario la costa «de aguas bravas» presenta excitantes olas que se rompen ruidosas, generando un fondo cautivador y un lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos como el surf.

La ciudad también reserva otras sorpresas, como la “Isla de Lobos”, una isla ubicada a 8,5 km de la costa donde vive una extraordinaria colonia de lobos de mar, algunos de los cuales se han trasladado al puerto hace años. Los lobos de mar de hecho, han descubierto como conseguir comida sin tanto esfuerzo. Los pescadores después de toda una noche de trabajo, limpian el pescado listo para ser vendido en el muelle mismo, pero las sobras en lugar de tirarlas, van a constituir el codicioso banquete de estas imponentes criaturas. Una vez terminado el pescado, ya con la barriga llena, a los lobos no les queda más que tumbarse en los muelles al sol, sin preocuparse de los niños curiosos que a menudo se acercan casi a tocarlos.



Y, además, no se pueden perder obras arquitectónicas monumentales como «Casa Pueblo«, construida sobre un acantilado empinado frente al mar por Carlos Páez Vilaró, artista emblemático de Uruguay, siguiendo una sola regla: la ausencia total de líneas rectas. De gran impacto visual, gracias al color blanco y a la posición inaccesible, evoca las construcciones moriscas y mediterráneas. Muchos dicen que desde aquí se pueden admirar los atardeceres más espectaculares de toda América Latina y, de hecho, por la que es mi experiencia, podrían tener razón.

Casa Pueblo - Uruguay - 2006


CABO POLONIO
Ubicado frente al mar entre inmensas dunas, este pueblo de pescadores que les conquistará por su sencillez, es el lugar ideal para esconderse del mundo entero cambiando, al menos por unos días, su estilo de vida. Aunque carece de las comodidades más básicas como agua caliente y electricidad, Cabo Polonio es una perla de rara belleza. Solo se puede llegar en camionetas especiales 4×4 o a pie saliendo del pintoresco pueblo de Valizas por una desafiante ruta de unos 8 km que pasa de una duna a otra a través de paisajes extraordinarios.

Cabo Polonio - Uruguay - 2014

No sorprende que Cabo Polonio sea nacido alrededor de los años 60, cuando unos hippies vinieron y simplemente se establecieron aquí construyendo sus casas de madera a orillas del mar sin obviamente ningún tipo de permiso, lo que aún, causa una serie de problemas legales a sus habitantes. Sin embargo, a pesar de todo, el tiempo pasa, las casas pintorescas siguen en pie y la vida continúa lánguida frente al océano.
El pueblo también ofrece la oportunidad de visitar una gigantesca reserva de lobos marinos que encontrarán vagando libres entre las rocas y el faro desde cuya cima pondrán disfrutar de una emocionante vista. Este ambiente crea el escenario ideal para una noche romántica bajo un cielo increíblemente estrellado debido a la total ausencia de luces, o para largas charlas entre amigos reunidos alrededor de un fuego con el sonido de las olas como única música de fondo.


– VALIZAS
Como ya mencionado, a poca distancia de Cabo Polonio se encuentra un oasis de paz que parece olvidado por el resto del mundo. A decir la verdad, objetivamente en Valizas no hay nada, excepto una terminal de autobuses minúscula y polvorienta, más parecida a una parada de autobús que a una terminal real, una «panadería» un par de hostales, un par de restaurantes muy básicos y un mini market. ¿Por qué ir entonces? Sinceramente, la primera vez que llegué aquí fue por casualidad, era demasiado tarde para llegar a Cabo Polonio y algunos viajeros me habían dicho que dormir en Valizas era más fácil y podía salir más barato. La primera noche, saliendo por caminos de arena y tierra, la oscuridad que envolvía todo lo que me rodeaba, estaba interrumpida solo por una multitud de velas colocadas en el suelo cerca de jóvenes que vendían y producían collares y pulseras en hilo encerado (hilo de algodón bañado en la cera) ohilo metálico” (hilo de diferentes tipos de metales). Otros tocaban en la oscuridad, algunos bailaban, o sea, fue una noche mágica. Pocas veces en mi vida he podido admirar una bóveda estrellada como esa, tirado en la playa con solo la Luna para indicarme el camino.

Valizas - Uruguay - 2006

Aparte de este breve paréntesis nostálgico, algo a tener muy en cuenta es que el paseo por la playa que une Valizas a Cabo Polonio es inolvidable, 8 km por altas dunas que se elevan frente al mar. Se tarda unas 2 horas y 30 minutos y también hay que cruzar un río pequeño pero profundo, obviamente no a pie, siempre hay un pescador que se presta a Caronte por pocos centavos. También encontrarán rebaños de vacas pastando los pocos hilos de hierba que emergen de la arena, en definitiva, será una gran aventura, recompensada por la emoción de ver su destino en el horizonte como en un espejismo en el desierto.

Valizas - Uruguay - 2007



– LA PALOMA E LA PEDRERA
Si bien Punta del Este representa el principal destino vacacional del país, también existen otros balnearios totalmente inmersos en la naturaleza, decididamente más salvajes y sencillos, pero que aún ofrecen servicios adecuados para pasar sus vacaciones en total comodidad lejos del caos. Así que si lo que buscan es sencillez y tranquilidad, la Paloma y La Pedrera son sin duda para ustedes. Unidos por interminables lenguas de arena semi desiertas, se encuentran a tan solo 5 km de distancia entre sí y en parte son muy similares, aunque la Pedrera parezca más urbanizada. Por lo general, en la Paloma se concentran más las familias, mientras que en la Pedrera los jóvenes.


– PUNTA DEL DIABLO
Cerca de la frontera con Brasil se encuentra lo que una vez fue solo un pequeño pueblo de pescadores. En los últimos años, sin embargo, la fama de Punta del Diablo ha crecido considerablemente, particularmente entre los mochileros y sobre todo entre los surfistas, atraídos por olas impresionantes que la convierten en una visita obligada para los amantes del género. Afortunadamente, a pesar del aumento del turismo, especialmente en temporada alta, los caminos de tierra y las casas de madera continúan garantizando un sentido de autenticidad y encanto al lugar.


– PIRIAPOLIS
Solo vale la pena detenerse en Piriápolis si tienen tiempo que perder o si están de paso. El pueblo, aunque con una amplia playa y aguas cristalinas, no tiene mucho que ofrecer y en cuanto a encanto se aleja de los destinos comentados anteriormente. Sin embargo, el histórico “Hotel Argentino”, todavía en funcionamiento hoy en día, merece una visita, así como vale la pena dar un paseo hasta la cruz en la cima del “Pan de Azúcar”, una colina que se eleva sobre el pequeño pueblo.


– PAYSANDU’ E SALTO
No olvidemos que el norte de Uruguay es famoso por sus termas. Ciudades como Salto y Paisandù son sinónimo de relax y bienestar, donde el tiempo parece haberse detenido en el siglo XVIII y donde aún se pueden encontrar los legendarios gauchos empeñados en domar caballos salvajes. En ambos casos solo vale la pena detenerse si piensan aprovechar sus balnearios, las ciudades en sí, especialmente Paysandú, no tienen mucho que ofrecer. Salto también es un conveniente punto de entrada a la frontera argentina.
En cuanto a las instalaciones de spa, hay para todos los gustos, desde el lujo de los hoteles de 5 estrellas hasta los baratos parques públicos. Las mejores son sin duda las Termas del Daymán y las Termas del Arapey, ambas ubicadas cerca de Salto. Estas últimas se consideran comúnmente de mayor prestigio y, por lo tanto, los precios son obviamente más altos. Sin embargo, no hay que pasar por alto las Termas del Daymán, que ofrecen un gigantesco parque termal público, muy adecuado especialmente para familias a un precio casi simbólico.


– “EL INTERIOR”
El interior del País se caracteriza por interminables extensiones de prados y cerros de intenso verde, siempre en contraste con el azul del cielo y el rojo de la tierra. Aquí los «gauchos«, la versión sudamericana de los cowboys, son los reyes. Muchos ranchos han destinado parte de las infraestructuras con fines de hostelería, muchas veces son servicios de alto nivel que sin duda ofrecen experiencias inolvidables, aunque a veces más turísticas que auténticas.
En el imaginario colectivo, la carne argentina es considerada la mejor del mundo, pero esto es solo porque no se conoce la carne uruguaya. Hasta hoy, todavía no he conocido a nadie que, después de haber probado ambas, no se incline con seguridad por la carne uruguaya. Hace años busqué posibles explicaciones a este hecho, y mi abuelo había planteado una teoría muy interesante que no sé si es verdad, porque como dicen, los uruguayos cuando no saben inventan. Mi abuelo, sin embargo, era una persona muy culta, así que tiendo a la autenticidad de la teoría. De hecho, argumentó que el consumo excesivo de carne por parte de los argentinos, considerando el alto número de habitantes en comparación con Uruguay, había llevado a Argentina no solo a importar carne de Uruguay, sino sobre todo a dar vida a una agricultura intensiva, que, por el contrario, no existe en Uruguay, donde el ganado siempre es dejado libre para pastar la hierba en los interminables cerros.


LA QUEBRADA DE LOS CUERVOS
Llegar a este espacio natural protegido no es algo para todos por varias razones. La más simple y tonta es que muy pocas personas saben de su existencia, lo que les permitirá visitar el parque en casi total soledad. Hay que reconocer también que no es muy fácil llegar porque hay que afrontar 25 km de caminos de tierra, hoyos y piedras que no son precisamente agradables, sobre todo si no se están equipados con un 4×4. No se preocupen, todo es factible, y sobre todo el lugar es tan fascinante que merece la pena hacerse sacudir un poco para conquistar la meta.
Para los que han estado en Estados Unidos podemos decir que esta es la versión uruguaya del «Horseshoe Bend» aunque con tamaños y colores totalmente diferentes. En resumen, es el meandro de un río que serpentea por las montañas creando un escenario particularmente fascinante.
El ticket de entrada tiene un precio insignificante, una vez dejado su vehículo, se puede caminar a lo largo de una simple pasarela de 500 m que conduce directamente a la terraza desde donde es posible disfrutar de la vista más espectacular del parque. Para los menos perezosos, en cambio, es posible recorrer un sendero de 3 km que desciende por el valle sumergiéndose por completo en el bosque y regalando emociones muy diferentes. La ruta no es particularmente exigente, a excepción de la subida final que, sin embargo, es factible a menos que sufran de alguna patología particular. Si no lo lograran no se preocupen, sobre sus cabezas siempre hay numerosos cóndores esperando para banquetear. Obviamente estoy bromeando, aunque la impresión es realmente que vuelen insistentemente sobra las cabezas como a comprobar si pueden o no escalar la cresta que luego emerge en el mismo «mirador» de la pasarela más corta.

Quebrada de los Cuervos - Uruguay

Si viajan por la costa les recomiendo la carretera número 14 que conecta Punta del Diablo con Treinta y Tres por un sendero que parece un safari ornitológico. Cientos de pájaros que se alzan en vuelo cuando pasa un vehículo. Si tienen suerte, incluso podrán avistar ñandúes, una especie de avestruz endémica de Uruguay.


– VILLA SERRANA
Al ingresar a este pueblo, diversos carteles invitan al visitante a disfrutar de la tranquilidad del lugar manteniendo la limpieza y respetando el medio ambiente. Ciertamente, Villa Serrana no es un lugar para aquellos que buscan la vida mundana, es un oasis de paz donde recargar las pilas y relajarse en una de las muchas casas de alquiler esparcidas aquí y allá entre estas verdes colinas. No faltan personajes extravagantes al estilo hippies y restaurantes vegetarianos. En definitiva, un lugar para quien quiera sentirse en armonía con la Tierra.
No se pierdan los canelones de espinacas del restaurante «La mia cucina«, Virginia y su marido se dedican a la cocina ayurvédica elaborando exquisitas bebidas. Además de la yurta y la tina al aire libre para el baño caliente, también es posible pasar la noche en la espléndida casa frente al restaurante. En definitiva, merece la pena detenerse si están de paso. El único peligro será no lograr irse más. Solo teníamos que parar a almorzar y estuvimos atrapados dos días.



CUANDO IR

Las estaciones aquí están exactamente al revés en comparación con las nuestras en Europa.

Diciembre, enero y febrero = verano (temporada alta)
Junio, julio y agosto = invierno (temporada baja)
Septiembre, octubre y noviembre = primavera
Marzo, abril y mayo = otoño

Probablemente la mejor época para visitar el país es entre noviembre y abril para poder disfrutar también los varios balnearios a lo largo de la costa.

A menudo, compradas con mucha anticipación, se pueden encontrar buenas ofertas para vuelos antes de mediados de diciembre, el día de Año Nuevo y después de la mitad de febrero.



COSTO DE LA VIDA, TRANSPORTES Y ALOJAMIENTOS

Uruguay siempre ha sido definido como la Suiza de América del Sur, y esto no solo porque hasta 2009 era un paraíso fiscal, sino también porque se le consideraba un país rico. En parte sigue siendo así, aunque, como la mayoría de los países latinoamericanos, vive un profundo conflicto interno, hecho por contradicciones y enormes disparidades sociales.
Si en el pasado pudo haber sido un destino sumamente barato para nosotros, en los últimos años los precios han subido hasta tal punto que hoy son parecidos a los italianos. Por lo general, comer es mucho más barato, mientras que la compra de bienes no esenciales, como tecnología y ropa, suele ser más cara. El mercado inmobiliario es muy asequible en comparación con nuestros estándares, mientras que los precios de los automóviles son más altos que en Italia.

La red de carreteras está bien desarrollada y representa la mejor manera de visitar el país teniendo en cuenta que las distancias nunca son excesivas para requerir transporte aéreo y que la red ferroviaria es prácticamente inexistente. Por lo tanto, las soluciones se reducen al alquiler de un coche o al transporte público. El coche representa una opción relativamente barata en comparación con la media de otros países y, por tanto, puede ser útil para tener total independencia o para personas con necesidades especiales, pero en mi opinión no es del todo necesario. Esto se debe al hecho que en cada ciudad existen varias terminales desde donde parten autobuses continuamente y para todos los destinos. El servicio es excelente, de alta calidad y económico.

En cuanto a los alojamientos, varían mucho según de las zonas en cuanto a calidad y precio. Generalmente los estándares de limpieza son excelentes en todas partes. En las principales ciudades como Montevideo y Punta del Este los precios son en promedio más altos, pero ofrecen todo tipo de opciones, desde el hostal hasta el hotel 5 estrellas. En los pueblos costeros, los precios bajan considerablemente, por lo general los tipos de alojamiento son hostales, campings y casas de vacaciones. En los centros termales del norte del país y en las «estancias» del interior dominan los hoteles de lujo, pero las propuestas son tantas que no es difícil encontrar excelentes hoteles a precios asequibles.
Concluyendo que estén viajando de mochileros con un presupuesto bajo, o que busquen el lujo, no tendrán grandes problemas para encontrar su alojamiento ideal.



GASTRONOMÍA

Asado
Definirlo simplemente una parrilla mixta de carne de res y cerdo sería escandaloso. Los uruguayos toman muy en serio lo que es sin duda su plato nacional. Para darse cuenta basta con echar un vistazo a cualquier revista o página web de propiedades inmobiliarias, ya sea un mini apartamento o una mansión de sueño, después del número de habitaciones y baños siempre encontrarán la inscripción “parrillero o quincho”, que es precisamente la cuadrícula externa, esencial para cualquier hogar.
La variedad de cortes que componen el asado, desde las partes más clásicas hasta las más inusuales, cada uno con sus propios métodos y tiempos de cocción, lo convierten casi en una forma de arte. De hecho, existe incluso una figura profesional que, en ocasión de fiestas o almuerzos familiares, va a la casa del cliente a cocinar para él.
Asado de tira, colita de cuadril, chorizos, morcillas, mollejas, achuras, chinchulines, húngaras, son sólo algunas de las especialidades que componen este plato. Siempre recomiendo probar sin prejuicios y luego dar un juicio. Para hacerle entender, las mollejas son las glándulas salivales de la vaca, cosa que le haría temblar a la mayoría (incluyéndome a mí) sin embargo son exquisitas si cocinadas correctamente.
Para los más refinados no se pierdan el bife de lomo, es decir, filete de ternera.
Dónde comerlo: Aunque se encuentre prácticamente en todas partes, una parada obligatoria es el Mercado del Puerto, en la parte más antigua de Montevideo.


Chivito
Sándwich gigante relleno de tierno bife de res, queso, jamón, aceitunas, tocino, huevos fritos o duros, tomate, lechuga y mayonesa. Todo acompañado con papas fritas. Una cosita ligera, pero tan buena que se volverán totalmente dependientes. Afortunadamente, también es particularmente barato, especialmente si consumado por la calle como street food. También es posible pedirlo «al plato«, es decir, sin pan, todo en un plato.Dónde comerlo: En todo el País. Incluso existen chiviterias, cadenas especializadas casi exclusivamente en la elaboración de chivitos, entre las más famosas están “Marcos” y “La Pasiva”. A menudo, sin embargo, por muy buenos que sean, los mejores chivitos se pueden encontrar en los lugares más inesperados, tal vez en un pueblo remoto como me pasó a mí.


Fainá
No es nada más que la “farinata” de garbanzo de Liguria. Introducida por marineros italianos, se ha difundido tanto que se ha hecho más famosa que la pizza. La fainá se cocina en un horno de leña, pero la cocción es desigual, el centro (del medio) de hecho permanece más grueso y suave, mientras que los bordes (del orillo) son más finos y crocantes. Así que no olviden decirle al camarero que parte prefieren. Siempre se condimenta con pimienta, y en los últimos años también ha nacido la versión cubierta de mozzarella.


Provoletas
Queso cocido a la parrilla, a menudo utilizado como acompañamiento del asado.


Tortillas
Tortillas gigantes de origen española, elaboradas con patatas, cebolla y salami picante.


Dulce de leche
Al igual que cuando se habla de Gardel, el origen del dulce de leche es motivo de disputa con los vecinos argentinos. Es una crema a base de leche, azúcar y vainilla que encontrarán en un número infinito de postres rioplatenses. La versión uruguaya es un poco más densa que la argentina. Las mejores marcas son «Conaprole» y «Lapataya«.


Churros
Es una masa frita espolvoreada con azúcar y rellena de dulce de leche, chocolate o crema. También existen en España donde, sin embargo, son más pequeños y sin relleno.
Dónde comerlos: Los mejor del país se puede encontrar en Punta del Este en “Churros Manolo”.

Churros - Uruguay - 2014


Alfajores
De origen árabe e hispánica, y luego difundido en toda Latino América, el alfajor consiste en dos galletas unidas por un relleno dulce (dulce de leche, chocolate o crema) y generalmente bañadas en chocolate, glasea o azúcar en polvo. Los envasados no honoran a los frescos que se pueden comprar en pastelería o en la mayoría de las panaderías.


Chajá
Exquisito postre inventado en Paysandú y compuesto por bizcocho, merengues, nata y duraznos. Una bomba calórica no apta para los que se preocupan por la línea.


Tortas fritas
La tradición cuenta que en los días de lluvia se tenía que comer tortas fritas, costumbre que viene del campo, cuando los agentes atmosféricos no permitían trabajar en los campos y quedaba tiempo para cocinar. Es una masa similar al pan, pero con menos levadura y frita en aceite.
Dónde comerlos: Se compran casi exclusivamente en la calle, siempre presentes en ocasiones especiales, fiestas, eventos, luna park, atracciones y puertos.


Martin Fierro
Además de ser un clásico de la literatura uruguaya, también es el nombre de un postre común muy sencillo, que consiste en una rodaja de queso con arriba una rodaja de igual medida de dulce de membrillo, una pasta gelatinosa y sólida con un sabor parecido a la mermelada de membrillo.


Medio y medio
Inventado en el Mercado del Puerto de la unión entre Pinot Bianco y Moscato, es un aperitivo fresco e ideal para degustar los diversos manjares de la cocina uruguaya.
Dónde beberlo: Obviamente en el Mercado del Puerto de Montevideo.



Acéptenlo, será inevitable volver a casa con unos kilos de más.



CULTURA Y EVENTOS

El Carnaval y el candombe
Pocas personas saben que el carnaval uruguayo con sus 40 días de celebraciones es a todos efectos el más largo del mundo. Los eventos en este marco de tiempo son múltiples y varían mucho de una región a otra. El carnaval de Artigas, por ejemplo, es muy parecido al de Río de Janeiro, aunque con dimensiones reducidas, donde de hecho diferentes escuelas de samba compiten entre ellas. Destaca también el de Rivera, pero sin duda el más importante es el de la capital. En particular, la fiesta que todos esperan con agitación es «El desfile de Llamadas» que se realiza en los barrios de Sur y Palermo donde reina el «candombe«.

Montevideo - Uruguay - 2006

Declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, el candombe es una danza caracterizada por el ritmo apasionante de los tambores, nacida durante la segunda mitad del siglo XVIII por los esclavos que llegaban desde África al puerto de Montevideo y era utilizada como principal medio de comunicación, danza y religión.
Cuando: Desde finales de enero hasta principios de marzo.


Fin de año en el Mercado del Puerto
El 31 de diciembre, como es habitual, hordas de jóvenes afluyen a las calles del puerto para celebrar el fin de año cantando, bailando y porque no, dada la temperatura, derramando miles de botellas de sidra, vino y agua unos sobre otros, provocando una «pelea» definitivamente adictiva. Por tanto, es fundamental llevar la peor ropa que tengan disponible porque, ir y tentar de observar el espectáculo manteniéndose al margen, es prácticamente imposible. Uno de los entretenimientos predilectos de los uruguayos es precisamente mojar a quienes, inconscientes de la fiesta, estén pasando por allá. Generalmente los más desafortunados son los estadounidenses que a menudo, apenas desembarcados de algún crucero, no saben nada de esta tradición. La atmósfera goliardica, sin embargo, es tan atractiva que impide que alguien se enfade.
Con el tiempo la multitud crece y se agrupa alrededor de un grupo de músicos que, incansables, dan vida a algo mágico a través de los ritmos tribales del candombe. La plaza abarrotada se parece más a un concierto o un estadio, donde los cuerpos sinuosos bailan entrelazados en un abrumador creciendo de pathos.
Una vez terminada la fiesta, el único deseo que tendrán será el poderse lavar. Ningún problema, de hecho, desde los balcones de las casas de la Ciudad Vieja todos estarán encantados de satisfacerles tirando baldes de agua a voluntad.
Cuando: 31 de diciembre desde las primeras horas de la tarde.


El mate
Entender lo que el mate representa para un argentino es un poco como tratar de entender completamente la ceremonia del té japonés. De hecho, es un verdadero ritual para compartir, aunque no sea difícil ver a la gente tomando sola. Po lo general se puede decir que es un momento en común, donde amigos, familiares y colegas se turnan para tomar de la misma paja metálica (llamada “bombilla”) de acuerdo con reglas estrictas que siempre deben ser respetadas. El mate es una infusión de hierbas nativas de América del Sur llamada “yerba mate”, colocada dentro de una pequeña calabaza, dentro de la cual, se vierte agua caliente que luego se aspira a través de la bombilla. Esta es la versión muy simplificada del asunto. Hay algunas reglas que se deben conocer en el caso que le ofrezcan mate, solo y exclusivamente “el matero”, es decir, el que preparó el mate, está autorizado a verter agua caliente en la calabaza; cada persona debe consumir toda el agua antes de devolverla, siempre y sólo en manos del matero que volverá a verter el agua y la pasará a la siguiente persona, estrictamente en el sentido horario. Otro detalle a saber, nunca digan gracias cuando entreguen el mate, esto porque decir “gracias”, implica que ya están satisfechos y que será el último mate.



El consumo de mate afecta principalmente a Uruguay y Argentina, que exageran el uso. De hecho, no sólo lo toman para el desayuno, sino lo toman todo el tiempo y en cualquier momento. En particular para los uruguayos es una verdadera obsesión, la gente lo toma caminando por la calle, mientras conduce, mientras trabaja, en resumen, en todos lados verán a personas con mate.
En Argentina muchos, para endulzar el sabor más bien amargo del mate, añaden azúcar o rodajas de naranja, cosa que no es apreciada por los uruguayos.
En Paraguay, Brasil y el noreste de Argentina el mate se sirve frío y se llama “tereré”.



Aperitivo
No hay que sorprenderse si les ofrecen un whisky antes de la cena, aquí se le considera el aperitivo por excelencia. La cerveza también se consume mucho, tanto que hay clubes especializados que sirven pequeños vasitos de cervezas con los sabores más diversos como degustación junto a explicaciones para los más expertos. La mejor y más popular es la «Pilsen».
Al contrario, el vino no es muy considerado, aunque en los últimos años ha comenzado a extenderse, más bien como un status quo entre las clases sociales más altas.


Calidad de vida y relaciones interpersonales
Los uruguayos son un pueblo sumamente abierto y acogedor, más tranquilo que sus vecinos argentinos, pero igualmente extraordinarios. Son orgullosos de tomar la vida con calma y los domingos se dedican a familiares y amigos casi siempre frente a una rica parrilla.
Las personas suelen saludarse con un solo beso, en la mejilla derecha, en lugar de los dos italianos y es costumbre besarse incluso entre hombres. De hecho, es tan normal que solo tienen que intercambiar algunas palabras incluso dentro de una tienda o en la carnicería y luego ser despedidos con un beso.


Drogas ligeras
En Uruguay el consumo de cannabis es legal, pero solo los ciudadanos uruguayos pueden comprarla en las farmacias. De hecho, su uso por parte de extranjeros está prohibido. También hay límites que respetar, no se pueden comprar más de 10 gramos por semana y no más de 40 gramos por mes. El precio debería ser de 1,20 € por gramo.
De acuerdo o no, esta es una de las muchas leyes que han llevado al país a ser considerado internacionalmente como innovador y de mente abierta. Solo por nombrar otra, se reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo.


Puestas del sol
Un hábito particular caracteriza a todo el pueblo uruguayo: todas las tardes, cuando el día llega a su fin, amigos, familias, novios, se juntan, tomando un buen mate, con la mirada vuelta al horizonte, para contemplar el sol que, cansado, baja en las aguas del océano en un maravilloso espectáculo de luces y colores que nunca decepciona, ​​y ellos les agradecen con un largo y clamoroso aplauso.



RELIGIÓN

Si bien puede considerarse a todos los efectos un país de religión católica, una parte considerable de los uruguayos se declara ateo o agnóstico, característica extremadamente rara en América Latina.



SEGURIDAD

Uruguay es sin duda uno de los países más seguros de Latinoamérica, sin embargo, en los últimos años, en Montevideo se ha incrementado el carterismo en la Ciudad Vieja, particularmente por la noche. Por lo tanto, se deben tomar las precauciones generales que encontrarán detalladas en la sección «Antes de partir«.



NOTAS HISTÓRICAS

Como sucedió en todos los países latinoamericanos durante la década de 1970, Uruguay también vivió los años oscuros de la dictadura, y aunque este fenómeno no alcanzó las trágicas dimensiones de Argentina, aquí también hubieron los tristemente notos desaparecidos.
Normalmente no hablo mucho de historia, no porque no me parezca importante, todo lo contrario, sino por cuestiones puramente prácticas. A menudo, la gente se aburre leyendo los acontecimientos históricos de un país, y para los pocos que están realmente interesados, basta con echar un vistazo a Wikipedia para obtener todas las informaciones necesarias.



COMUNIDAD GAY

En 2008, se legalizaron las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Desde entonces, el país ha seguido avanzando en el desarrollo de una cultura de tolerancia hacia cualquier minoría.



CONSEJOS

Como llegar
Por lo general, los vuelos más baratos a Sudamérica son los que tienen como destino Buenos Aires. Esta es sin duda una excelente solución, ya que la capital argentina se ubica justo enfrente de la uruguaya, separada solo por el Río de la Plata. Por tanto, es posible aterrizar en Buenos Aires y luego tomar las lanchas “Buquebus”, que dependiendo de las tarifas lo llevarán más o menos rápidamente a Montevideo o a Colonia.
Para quienes llegan por tierra desde los países limítrofes, las fronteras no presentan problemas particulares. Los accesos más convenientes son el Tigre (por agua), Colón y Concordia para Argentina, mientras que el Chuì para Brasil.


Dinero
Es posible retirar a través de cajeros automáticos pagando las comisiones internacionales habituales prácticamente en todas partes, a excepción de algunas zonas rurales del país. Si quieren llevar dinero en efectivo pueden cambiar tanto euros como dólares sin ningún problema, aunque estos últimos tienen cambio más ventajoso.


Camino Valizas-Cabo Polonio
Aunque ya he abordado el tema, no puedo dejar de recomendar este paseo por las dunas a quienes tengan tiempo. Es muy importante salir temprano en la mañana para evitar el calor del sol, en promedio se tardan 2 horas y 30 minutos en recorrer los 8 km. Orientarse es muy fácil, siempre tendrán el océano de su lado, no hay forma de equivocarse. Entre las vacas en la playa que encontrarán en su camino pueden haber algunos toros, mantengan la calma y eviten de acercarse demasiado.


Teatro Solís
El teatro en Uruguay no tiene una connotación tan elitista como en nuestro país, o al menos no completamente. De hecho, las representaciones de la Compañía Nacional tienen precios al alcance de todos, esto precisamente para asegurar el acceso a la cultura a todos y no para hacer del teatro un lugar para unos pocos elegidos. Si hablan español definitivamente recomiendo ver una.
También es posible visitar el magnífico teatro independientemente de las actuaciones, las visitas guiadas son gratuitas los miércoles y representan una experiencia emocionante. De hecho, mientras explican la historia y las características del palacio, de vez en cuando aparecen actores que les dejarán atónitos recitando fragmentos de importantes obras teatrales.


Casa Pueblo
Para aquellos que no tienen grandes problemas de presupuesto, la famosa casa-museo Carlos Páez Vilarò es también un hotel de lujo y un restaurante de renombre. No hace falta decir que la estructura es magnífica y el paisaje aún más.


Playa Solanas
Muchos argumentan que, desde esta playa, que se encuentra frente a Casa Pueblo en Punta del Este, se pueden admirar los atardeceres más hermosos de todo Sudamérica. No puedo decirle si esto sea cierto, aunque realmente desde aquí he podido admirar impresionantes puestas de sol. Ciertamente, el sol desaparece detrás del mar, la playa nunca está llena de gente y el agua es cristalina. Si visitan Casa Pueblo, vale la pena pasar por aquí.


Mochileros
En general, América Latina, así como el sudeste asiático, son considerados destinos aptos para mochileros, o sea, para los que viajan con mochilas y bajo presupuesto. Desde este punto de vista, Uruguay es sin duda un destino imperdible, especialmente en cuanto a los pueblos costeros.


Manos del Uruguay
Es una cooperativa de tejedoras que viven en las zonas rurales y que dan vida a prendas de altísima calidad conocidas en todo el mundo. Aunque los precios son más caros que en otros lugares, sus tiendas, presentes en las principales ciudades del país, merecen una visita. En Montevideo, en la sede de la calle San José 1111 en el piso superior, también hay una pequeña área a precios rebajados.


Apodos
Tanto en Uruguay como en Argentina es costumbre dar una denominación que se refiera a las características físicas de las personas, las más comunes son gordo, flaco, negro, rubia, morena, pelado, etc… Estos apodos, sin embargo, asumen en este caso un valor afectuoso y lejos del peso que solemos dar a ciertos términos en nuestro país. Si en Italia oyeran por la calle “hola gorda”, dirigido a una señora un poco sobrepeso, piensan que el que lo dijo es un individuo grosero y se sentirían mortificado por la pobre señora. Pues aquí no funciona de la misma manera, los apodos de este tipo son utilizadas y aceptados por ambas partes, un signo de confianza y afecto entre los dos interlocutores. Así que no se enfaden, sino sigan el juego y se darán cuenta de que a menudo desdramatizar es la mejor manera de entender que lo que para ustedes puede ser un defecto tal vez para otros es sólo una pequeña característica.



CONCLUSIÓN

El aire que se respira en Uruguay es totalmente diferente al de cualquier otro lugar del mundo. Cuando era pequeño pensaba que se debía al olor de los eucaliptos, al aroma de las flores de jazmín, a las muchas parrillas presentes en cada cuadra. Hoy me doy cuenta de que probablemente se trata de algo que heredé de mis padres en mi ADN, como una huella del pasado impresa en mi alma.

Empecé a viajar por este país desde cuando era muy pequeño y siempre me ha fascinado. A lo largo de los años, he traído a amigos y seres queridos conmigo. Todos, sin excepción, se enamoraron de Uruguay, asombrados y conquistados por estos lugares desconocidos e incontaminados. Más allá de los juicios personales, lo cierto es que estamos ante uno de los destinos más subestimados de la historia, probablemente porque se encuentra enclavado entre dos gigantes del turismo como Brasil y Argentina. Sin duda, personalidades extraordinarias como el expresidente Mujica han contribuido a que se hablara de Uruguay también en el exterior, tanto por sus políticas liberales (como la legalización de la marihuana), que y sobre todo, por sus ideas sobre la vida y la moral que han fascinado a personas de todo el mundo y a las cuales personalmente me inspiro cada día. En los próximos años, por lo tanto, también es probable que Uruguay sea asediado por el turismo de masas, por lo que sería una verdadera lástima no aprovecharlo y disfrutarlo ahora en su autenticidad.



LINK ÚTILES

Video promocional de la organización turística uruguaya.


https://www.youtube.com/watch?v=8SHxnAoWQR8




Si esta guía te gustó o fue útil para ti, házmelo saber con un «me gusta» en la página Facebook de Va’ dove ti porta il blog o sígueme en Instagram a través del perfil va_dove_ti_porta_il_blog.



Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 Maurizio Daniele

Deja un comentario